El partido entre Malvin y Verdirrojo no se pudo jugar, y fue reprogramado para mañana.

Un problema eléctrico durante la entrada en calor hizo que se apagaran la mitad de las luces de la cancha y el tablero más cercano a la calle Legrand.

A pesar de la paciencia de la terna arbitral encabezada por Joaquín Silvera que esperó 50 minutos, y de los esfuerzos del personal de mantenimiento del playero, se logró recuperar la iluminación pero el electrónico no volvió a funcionar y el juego debió suspenderse.

De acuerdo a lo informado a ambas instituciones, y confirmado por la FUBB, se jugará el día jueves 6 a las 21.15 hs.