El autor del doble del triunfo carbonero frente a Reducto, Diego Álvarez, se tomó unos minutos para dialogar con Basquet Total.

Del partido en sí, dijo: “Fue un partido increíble. Logramos sacar una diferencia, parecía que se liquidaba pero ellos tienen muy buenas individualidades, mucho gol, desconcentraciones nuestras los pusieron en partido. Pero la suerte estuvo de nuestro lado. Diego Silva erró dos libre seguidos, la última me quedó a mí, la tiré para arriba y la emboqué”.

Sobre qué fue lo que le permitió a Reducto ponerse en partido después de estar abajo por amplio margen, señaló: “Fueron muchas desconcentraciones nuestras que no nos podemos permitir. Es increíble que cada vez que nos desconcentramos en un partido los rivales tienen la virtud de reducir diferencias o, como nos pasó con Montevideo, sacarnos 11 puntos faltando cinco minutos. Estas desconcentraciones no las podemos tener, tenemos que jugar siempre con la cabeza al máximo. Ojalá esto sirva para mejorar para el partido que viene”.

Sin embargo, no le resta importancia a la victoria obtenida: “Lo importante es que ganamos y que podemos corregir sobre esos errores. Ahora tenemos que ver el video, esos errores que no podemos tener. Que nos planten una zona y nos quedemos sin jugar, que nos quedemos con la diferencia que traíamos y que dejábamos tirar solos a jugadores claves de ellos. Esas cosas no nos pueden pasar, tenemos que mejorarlas ya para el partido que viene el martes”.

 A pesar de los errores señalados, Peñarol está en posición inmejorable para ser campeón de la DTA, y en el equipo lo saben “Nosotros sabíamos que teníamos una semana de concentración pura para tres partidos claves que si los ganamos somos campeones. Hoy metimos el primero y ahora vamos a ir por el martes con la misma mentalidad, no repetir errores para llevarnos el punto y estar más cerca del ascenso”.