De chiquito está en el club, siente la camiseta como pocos y a su vez le tocó definir el juego en la victoria ante Verdirrojo. Estas fueron las palabras de Santiago Rocha luego del cotejo.

Un doble en un final cerrado donde demostraron que hay que estar concentrado los 40 minutos: “Por suerte me la dieron, decidí mandarme para abajo y salió. Necesitábamos ganar como sea porque estamos peleando el descenso y este punto es clave para que Welcome no baje”.

“Son cosas que pasan, cosas del básquetbol, por suerte tenemos a Charquero abajo que sigue demostrando que es una bestia”, manifestó del cuidado que tuvieron con Nick Waddell e igual salió por quinta.

En cuanto a lo personal, la oportunidad de cerrar el juego y definirlo, dijo: “La verdad que fue increíble y es un sueño. Por cómo está el club, es clave para que cada uno tenga confianza cuando le toque”.