Trouville venció a Aguada con un gran trabajo defensivo del equipo y un ataque donde destacaron las figuras habituales.

Resumen del partido

Equipos de realidades y objetivos distintos se encontraban en el gimnasio de Chucarro, con la baja de Sebastián Izaguirre por el lado del rojiverde. Un primer cuarto estrictamente defensivo mostró al local buscando aprovechar el juego en transición y hacerse fuerte en el rebote, mientras el aguatero no encontró un juego claro pero tuvo a Feeley y Davis -que salió sentido y no pudo volver- como principales referencias ofensivas para irse al primer descanso ganando 13-11. El partido se hizo más lindo, el rojo de Chucarro jugó mejor con muy buenos ingresos de Cáceres y Massa y se convirtió en un equipo joven y atlético que se hizo fuerte en defensa y en el rebote. Feeley fue de lo mejor de Aguada pero debió salir por tres faltas, Cabrera buscó variantes y consiguió controlar a Nando con el ingreso de Arrillaga. Galletto también tuvo buenos minutos generando desde su rompimiento y Trouville se fue al entretiempo ganando 31-26.

Con bombas de Joaquín Rodríguez y Bavosi el aguatero empezó mejor, pero el rojo respondió con Robinson y cargando en el bajo con Harrison, además de retomar su sólida defensa donde Ruiz se destacó. El regreso de Pereiras y un buen pasaje de Feeley hicieron que Aguada mejore, pero un triple de Catalá volvió a poner distancia, 53-43 Trouville a diez minutos del final. Él Piraña pudo controlar a Robinson pero fue Harrison quien se hizo indefendible con su tiro de media distancia, mientras el rojiverde tuvo a Demian Álvarez asumiendo y anotando desde su uno por uno para buscar una reacción pero con poca compañía. Aguada tuvo su mejor momento en ataque, pero siguió siendo permeable en defensa, no logrando nunca ponerse a tiro. A pesar de algún error de los de Tito en la salida, con efectividad en libres Trouville cerró el juego sin problemas en cifras de 80-70.

UNO x UNO

TROUVILLE

Marotta (5). El triunfo lo lleva al aceptable, está en deuda. Robinson (8). Hace puntos como si fuera un trámite. Duro de defender.  Catalá (6). Puso triples importantes. Ruiz (7). Su mejor partido. Enorme en defensa y rebote, en ataque cumplió. Harrison (8). Notable. Calidad en el cierre. Mayora (5). Un relojito. Siempre cumple en lo suyo. Galletto (5). Volvió loco a más de uno rompiendo. Pudo volver. Massa (6). Gran ingreso. Defensa, lectura y su triple de cada jornada. Cáceres (6). Revulsivo. En 6 minutos cambió el trámite y obligó a Aguada a correr de atrás.  Tito (6). Buen plan defensivo. El 2C fue lo mejor colectivamente. Pudo rotar más en la segunda mitad.

AGUADA

Bavosi (6). El equipo no fluye y se ve obligado a ser más goleador, no se lo ve cómodo.  Pereiras (5). Cuando defendió a Robinson lo hizo bien. Nunca se soltó en ataque. Davis (4). Jugó un cuarto en el que no estuvo claro. Feeley (6). Bien en ataque, atrás tuvo errores, perdió rebotes y se cargó de faltas. Glenn (3). Muy lejos de lo que viene siendo. Taboada (4). No cambió. Rodríguez (5). Le puso energía, forzó a veces. Álvarez (6). Jugando agresivo insinuó una reacción, pero quedó solo. Arrillaga (5). Logró contener a Cáceres. Cabrera (4). Nunca le encontró la vuelta a la falta de Davis. Tiene una división entre jugadores para atacar y otros para defender.

_______________________

Lo destacado

Desde la defensa, esa fue la clave principal para que el rojo de Chucarro se quede con un triunfo que en la previa parecía difícil. Firme tanto en el juego interno como en la primera línea, con un gran trabajo de rebote donde destacó la figura de Ruiz y con aportes clave del banco en este aspecto como los de Mayora y Massa. Por momentos parecía imposible hacer una bandeja y las rotaciones permitían llegar a contestar cualquier tiro.

Lo distinto

Es normal ver niños tirando en Chucarro en cada entrecuarto, pero hoy fuimos sorprendimos por una imagen tan especial como linda de ver. El pequeño Alfonso de 11 años se arrimó el aro con su silla de ruedas cada vez que pudo ir a tirar y no paró hasta que logró embocar su doble que fue muy festejado por todos los hinchas. Gran momento en Trouville, el básquetbol es para todos y eso es parte de lo que lo hace tan lindo. ¡Por mas distintos como este!