Capurro consiguió un valioso triunfo al oficiar de local en el gimnasio de Marne. Derrotó 77-69 a Albatros en un partido muy luchado e igualado.

Resumen del partido

El encuentro arrancó parejo en los primeros minutos de partido en el gimnasio del tifón. El ave con los triples de Andrés Rodríguez y algún aporte de Lucas Bosca cargando en la pintura pudo abrir una pequeña diferencia. El rojinegro estuvo entreverado en ofensiva pero con Andrés Jones y su tiro de media distancia siguió en partido. Los de Manicera cambiaron a una zona 2-3 que dio resultado pero no sacó rédito corriendo la cancha y con un una falta de tres puntos sobre Dacal en el cierre terminó perdiendo 19-15 el primer chico. En el segundo cuarto el rojinegro mejoró notoriamente. Daniel Dacal fue una fiera y Martín González tuvo un buen ingreso, el primero con triples claves y el juvenil aportando su granito de arena en la defensa interior. Albatros fue aturdido por la defensa y ahora sí, parcial de 16-2 a favor del local con momentos de muy buen juego, moviendo la bola y encontrando los espacios necesarios para convertir tiros claros. El local llegó a sacar 12 de renta en la mitad del período, el ave se equivocó en demasía y lo pagó caro. Una bomba a pie firme por parte de Agarbado y algunas penetraciones de Etcheverry acortaron la brecha. Por 6 Capurro finalizado el primer tiempo.

El tercero se volvió mas parejo, los dirigidos por Luis Pérez ajustaron en la defensa e incrementaron la intensidad atrás para ponerse rápidamente en partido. Lo de Rodríguez seguía siendo destacable mientras que Introini con libres y rebotes defensivos trascendentes colaboraba para que los de la Avenida Luís Alberto de Herrera se mantuvieran en juego. El tercero iba a terminar empatado en 15, pero Capurro continuaba ganando por media docena en el global. Ambos erraron mucho y se lo podía llevar cualquiera a falta de diez minutos para el pitazo final. El ave estuvo al acecho, pero nunca pudo pasar al frente en el tanteador, la defensa zonal 2-3 fue perjudicial y faltando tres con fracción el local lo comenzaba a cerrar. Manuel Castro tuvo un importante reingreso y con un triple de Andrés Jones desde la esquina su equipo sacaba diez de ventaja. Sobre el cierre un tiro lejano de Agarbado y algunos libres decoraron el score pero el punto del barrio Simón Bolívar se lo llevó Capurro, ante un rival que lo luchó hasta el último segundo. 77-69 fue el resultado final.

UNO x UNO

CAPURRO

Castro (7): Flojo 1T, en el 2T mejoró considerablemente y fue clave. Dacal (7): Muy buenos aportes: triples, buena defensa y picardía. Gómez (5): Erró mucho de tres, no encontró su juego. Jones (8): Notable. Liderazgo y goles fundamentales para la victoria. Book (6): Carga abajo con constancia. Hoy no tuvo tanta incidencia. Gentini (4): Aportó en cuentagotas. González (5): Se amoldó bien en la zona, reboteó y bajó un par de manos. Conde (-): Poco en cancha. Manicera (7): Poca rotación pero efectiva. Las variaciones defensivas fueron neurálgicas.

ALBATROS

Agarbado (7): Buena conducción. No desapareció en los momentos que su equipo lo precisó. Rodríguez (7): El goleador del encuentro. Se apuró en algunas decisiones. Bosca (5): Normal. Sin destaques. Couto (3): Poco en cancha. Salió y no volvió a entrar. Introini (5): Sus rebotes siempre son de gran ayuda. Faltó más precisión en ataque. Etcheverry (6): Gran relevo. Dio orden y se fajó. Cortés (4): Tibio. Escasas contribuciones. Dufau (5): Enchufado. Algo impreciso en sus finalizaciones. Chimanosky (3): Poquito y nada. Moreira (3): Intrascendente. Salinas (-): Pocos minutos en cancha. Pérez (5): Estiró demasiado su rotación. Para ser su debut, cumplió, hasta ahí nomás.

_______________________

Lo destacado

La humedad de las últimos días afectó la actividad en nuestro básquetbol. Ayer tuvo que suspenderse el partidazo entre Defensor Sporting y Malvín por Liga Uruguaya en el escenario de Welcome y el piso del gimnasio de Trouville estaba en muy malas condiciones. Hoy en la DTA, a pesar de que la lluvia cesó, el duelo entre Paysandú y Marne en cancha de Cordón tuvo que terminarse antes de lo pautado por las mismas inclemencias del tiempo. Sin tener piso flotante, párquet o lujos varios, el vituminoso suelo de Marne aguantó los 40 minutos sin problemas. Si bien algunos sectores tuvieron que ser secados en el transcurrir del cotejo la humedad nunca amenazó seriamente. ¿Vieron? A veces menos, es más.

Lo distinto

Es de público conocimiento la polifuncionalidad de Nicolás Gentini dentro del rectángulo de juego. Contra Albatros, además de su buena defensa y habilidad reboteadora, colaboró con el secado del piso, saltando desde el banco cuando el juego lo necesitara. Hasta provocó alguna sonrisa en el público presente con particulares movimientos de trapo de piso y se retiró riendo en cada ocasión, como pueden ver en la imagen. Trapeadores no había, pero con Gentini, tampoco los extrañaron demasiado.