Atenas venció a Trouville como visitante en un partido donde fue muy superior y donde tuvo figuras determinantes y buenos aportes del banco.

Resumen del partido

Punto importante el que se disputaba en Chucarro entre el local, hoy con el tradicional rojo, y las alas negras con su casaca alternativa negra. El comienzo fue parejo, con buena defensa de Mayora sobre Belardo para que Atenas no pueda jugar cómodo y Harrison encontrando espacios para tirar de media distancia. Pero los boricuas crecieron en la visita y se sumaron triples de Álvarez y López para comenzar con un 14-0 en favor de los dirigidos por Frydman, que también tuvieron un buen pasaje de Henry para irse 22-8 al primer descanso. Bombazos de Alex y Belardo llevaron la renta a 20, con buen ingreso de “Cocochito”, pero allí comenzó una racha de Trouville con Robinson y Harrison conectándose y una gran labor de Santiago Massa que defendió bien al base rival y puso dos triples para ponerse a uno. Un buen cierre de Macanskas y Belardo dejo el score 40-35 en favor de la visita al final de la primera mitad.

Tras el descanso largo el rojo volvió con la clara de misión de darle la bola a Harrison en el poste bajo y tuvo éxito, y contó además con un Massa que siguió con la muñeca caliente para poner tiros desde más allá de los 6.75. El problema estuvo en defensa, donde no pudo contener a Gonzalo Álvarez generó para sus compañeros -como si fuera un base- especialmente Belardo que asumió mucho pero también alimentó a “Pelacoco” cuando tuvo ventaja. Tito probó con una defensa triángulo-2 que no dio resultado, y un cierre a todo son boricua puso el 69-55 con que llegaron al período final. Un gran pasaje de Macanskas, Hernández y los Álvarez terminó de quebrar el juego, y a pesar que Tito mandó a la cancha a un quinteto para presionar y defender, donde volvió a destacarse Massa, pero las alas negras ya estaban cómodas y corrieron la cancha en varias ocasiones para mantener su ventaja y llegar al final 86-73 y sumar un punto importante pensando en estirar la temporada.

UNO x UNO

TROUVILLE

Mayora (4). Tanto en el 1C como en el 3C empezó bien y se quedó. Robinson (7). Es la carta de gol en el perímetro, se conecta bien con Harrison, atrás da ventajas. Catalá (3). No encontró gol de afuera, generó poco, perdió atrás. Ruiz (2). Ganó rebotes. En ataque es un cero a la izquierda.🤭 Harrison (7). Tenía ventaja y cuando lo buscaron anotó, posteado o de frente. Marotta (4). Durante el 2C logró organizar el ataque, pero nunca estuvo claro ni firme atrás. Massa (7). El mejor. Cambió el partido con defensa y triples. Su salida fue nefasta. Cáceres (4). Entreverado, erró muchísimo, pero le puso ganas. Soto (-). Minutos con el partido quebrado. Martínez (-). Apenas segundos. Tito (4). El plan defensivo hizo agua. Entró en el ritmo de juego del rival y el final fue previsible. Pudo buscar otras soluciones. Sacó jugadores que debieron seguir en cancha.

ATENAS

Belardo, López, G.Álvarez (8). Perímetro fantástico, moderno, donde los tres intercambian posiciones y roles constantemente. Organizan, generan, anotan y además defienden. 💪💪💪 Henry (4). Se quedó sin batería luego de un buen 1C. Hernández (8). Es como el jugo, pagás un litro y llevas dos, o tres, o cuatro. N.Álvarez (5). Aportó sus toques de calidad. Macanskas (6). Dice Magnano que su finta debe enseñarse en todos los clubes del país. Dejó jugadas 🔝. Planells, M.Pose A.Pose (-). Poco en cancha. Frydman (8). El destacado.

_______________________

Lo destacado

“Intensidad” es la palabra que mejor define a Atenas, y si alguien tiene dudas dónde comienza esa intensidad en la foto va a encontrar la respuesta. Martín Frydman vive los partidos de esa manera y lo transmite a sus dirigidos durante más que los 40 minutos. El equipo responde: defiende, corre, cada uno sabe lo que debe hacer y deja todo para cumplirlo. La receta está clara, pero la mano y los condimentos del chef son secreto de la casa.

Lo distinto

Ver niños con las camisetas de su club es normal, y que tengan una con nombre y número tampoco es tan extraño. Pero Federico, este pequeño hincha del rojo, tiene justamente la “6” de Alex López, quien se la regaló hace un par de años luego de jugar la Sudamericana con Trouville. El tema es que Alex hoy viste el mismo número pero en el rival de turno, Atenas. Lo bueno es que se iba a ir contento de una forma u otra, ganara su club o su ídolo, el gurí iba a tener motivos para festejar.