Aguada derrotó sin problemas a Malvín 94-73 y desplegó un gran juego en la antesala al clásico. Demian Álvarez fue figura en el triunfo aguatero.

Resumen del partido

El partido comenzó entretenido en la Avenida Legrand. Malvín encontraba en  los pick and roll entre Santiso y Lampropoulos su arma de ataque más eficiente. Aguada alternó la defensa sobre Mazzarino entre Bavosi y Pereiras, ambos realizaron una gran tarea pasando por delante de cada cortina directa o indirecta en la que participara el escolta playero. Los de Pablo López tuvieron complicaciones en la defensa sobre Feeley e Izaguirre, que con triples tras pick and pop dañaban en cantidad al local. Lo de Davis también fue interesante y con algunas penetraciones y tiros de media por parte suya el aguatero colocaba un parcial de 8-0 para cerrar el cuarto. Hatila fue aballazado por Feeley y no se pudo meter en partido, los puntos de Glover y alguna intervención de Santiso empujaban al azul de la playa pero los demás no ayudaron lo suficiente. Cuando entró Demian Álvarez el panorama se tornó aún más oscuro para los de López. Fue indefendible e hizo lo que quiso con triples y ataques rápidos Aguada llegó a estar arriba por 20 y los de la Avenida San Martín desplegaban un juego de ensueño durante varios minutos del segundo tiempo. Apareció algún destello ofensivo del playero para descontar pero estaba maniatado por el rival y se fue al descanso largo perdiendo por 18.

En el complemento la visita lo terminó de sellar. Malvín nunca se sintió cómodo en cancha y con lo que continuó haciendo Davis y Álvarez adelante Aguada llegó a ganar por 32 y no bajó la intensidad defensiva. No le salió nada al local que en el último tramo jugó con los pibes del club. Buenos ingresos de Taboada y Rodríguez sobre el cierre determinaron el triunfo. No hubo sorpresa en el cuarto final y fue paliza de Aguada que lo ganó de punta a punta, 94-73 y llega de gran manera al clásico del próximo martes ante Goes.

UNO x UNO

MALVÍN

Santiso (5): No estuvo claro. Mazzarino (4): Lo defendieron notablemente y no le salió nada en ataque. Glover (7): El mejor junto al griego. Faltó pedirla más para asumir en el 1x1. Lampropoulos (8): Cumplió. Su tiro de media distancia no falla. Passos (4): Se le vio desorientado. Feeley lo volvió loco. Pomoli (6): Correcto ingreso. Nada que recriminarle. Serres (3): No termina de explotar, hoy estuvo errático y perdido en defensa. Metzger (5): Entró bien defensivamente. Díaz (-): Ingresó con el partido liquidado. López (5): Nunca le encontró la vuelta al partido, fue superado tácticamente y los jugadores tampoco ayudaron

AGUADA

Bavosi (6): Ordenó y repartió juego. Emanó prolijidad. Pereiras (7): Excelsa defensa sobre Santiso y Mazzarino. En ataque normalito. Davis (8): Mantiene el nivel. Empieza a demostrar para qué lo trajeron. Feeley (7): Triples importantes para abrir la ventaja. Cómodo y fino. Glenn (9): Hace el trabajo que nadie ve. Nuevo apodo: Señor rebote. Taboada (5): Entró e hizo lo suyo. Nada resaltante. Álvarez (10): El destacado. Izaguirre (7): Pieza clave. Sus tiros largos fueron dañinos. Rodríguez (5): Buen ingreso. Pizcas de magia para decorar. Arrillaga, Santos, Nuñez (-): Entraron con el partido liquidado. Cabrera (8): Sublime planteo. Neutralizó a Mazzarino y Hatila y desde la defensa se lo terminó llevando.

_______________________

Lo destacado

Este año está siendo diferente para Demian Álvarez, su rol dentro del equipo aguatero es otro e intenta aportar saltando desde la banca de  los suplentes. Si bien no tuvo un buen comienzo de curso, hoy se destapó con 33 puntos y 4 asistencias, convirtiendo 21 tantos en la primera mitad. Fue indefendible para cualquiera que lo marcara y estuvo prendido fuego desde más allá de los 6,75. ‘Vintage’ Demian apareció en el gimnasio playero e intenta volver a su mejor versión, a la que estamos acostumbrados de ver. Hoy se lleva el destacado del partido por su aporte y seguramente le sirva para aumentar la confianza.

 

Lo distinto

No es nuevo el color y el calor que aportan las respectivas hinchadas de Malvín y Aguada. Pero en la jornada de hoy ambas llenaron su tribuna y se dedicaron algún que otro cántico entre sí. Lo distinto es que a pesar de los gestos y las cargadas durante el encuentro, las dos parcialidades se retiraron en orden y sin molestar. Unos contentos por la victoria y otros tristes o enojados por la derrota. A pesar de estar separadas por una simple varanda, se comportaron de maravilla, como debe ser siempre, a pesar del caldeado ambiente que se generó. Enhorabuena a ambas hinchadas.