Urunday Universitario derrotó como visitante a Sayago, Fausto Pomoli tuvo buenos minutos en el estudioso y luego del encuentro charló con Basquet Total.

El equipo en cancha volvió a mostrarse cada vez más aceitado y llegó la tercera al hilo, eso se demostró en el rectángulo de juego, comienzo parejo y un final avasallante de la visita: “Arrancamos la liga medio irregulares, pero creo que eso fue porque no estuvo Brown los primeros tres partido. Nos estamos acoplando y estos últimos tres partidos nos vinieron bien para agarrar confianza. A Quinnel lo estamos sintiendo muy bien y tenemos muchas vías de gol con él, nos da juego posteado, tiene un tiro de tres seguro y en defensa por lo general se encarga del perimetral tirador. Eso nos da muchas alternativas, tanto con los titulares como con los suplentes.”

 

Para Pomoli la clave para cerrar el encuentro a favor del estudioso fue la concentración y nunca perder la calma: “Entramos con la cabeza de que era un partido importantísimo, saber que ellos cada punto lo juegan a muerte, y así fue. Tampoco subestimar porque no somos más que ninguno. Hoy particularmente creo que entramos intensos y se demostró en el juego”.

Una vez más el conjunto de Da Para volvió a ganar y también golear, más cuando en un momento del juego Sayago lo trajo y llegó a pasar: “Nunca jugamos para ganar por veinte, jugamos para terminar ganando, posición por posición y defensa por defensa. Lo bueno de ese momento de distracciones fue que no nos desesperamos y seguimos jugando a lo que sabemos. Ajustamos algunas cosas en defensa y pudimos volver a sacar ventaja”.

Fausto con 24 años ya dejo de ser un Sub-23 para pasar a ser una de las fichas de recambio, un nuevo rol que comenzó esta temporada: “Me siento bien, creo que me cuesta adaptarme a saber que no soy más el jugador de formativas, en Malvin, que entraba 4 minutos a muerte, saber que si salia por falta no pasaba nada, esas cosas. Ahora darme cuenta que soy un jugador importante dentro del equipo, creo que de a poquito lo voy logrando todos los días en los entrenamientos. Lo más importante que la confianza de los compañeros y el cuerpo técnico está y que venimos ganando”

Los próximos partidos del estudioso serán ante equipos fuertes como Nacional, Malvín y Goes. Partidos que harán de medida para ver hasta donde llega el equipo de Avenida Suárez: “Estamos para entrar con la cabeza de ganar todos los partidos, ahora se nos viene una seguidilla fuerte, y van a servir para demostrarnos que le podemos ganar a los fuertes y si no se gana tampoco desesperarnos porque quedan muchos partidos”