En un partido que no fue tal, Urunday apabulló a Verdirrojo 107-66 y conquistó su segundo triunfo en fila.

Resumen del partido

Ya de movida los de Da Prá marcaron la cancha. Verdirrojo con un plantel diezmado por las bajas de Mayora y Monteverde sufrió desde el inicio.  A partir de los rompimientos de Quinnel Brown y con descargas cortas a Crawford el local lastimó. Sumado a eso, se dio que Verdirrojo tardó casi cuatro minutos en anotar y cuando marcó en posesiones consecutivas luego nuevamente tuvo un lapso de cinco más sin ver las redes del aro rival. Apresuramientos desde la base comandada por Nacho Castro-ante la ausencia de Mayora- y con sus extranjeros buscando el triple exageradamente, fueron suficientes para que Urunday corriera la cancha y sacara hasta 20 de ventaja en sólo 10 minutos de juego. En el segundo chico sin embargo el encuentro fue mas parejo. Ingresos de Lucas Rodriguez y Mateo Suarez con otra rebeldía le permitieron a los de la calle Prusia colocarse hasta a 15 de ventaja. Sin embargo, otra vez Urunday sacó ventaja. Buenos porcentajes más allá de los 6,75 hicieron que abriera una renta interesante y dejó inertes los intentos de reacción rojiverdes. Se fue al descanso largo 23 puntos arriba.

En el segundo tiempo el partido prácticamente que fue un monólogo estudioso. Zubiaurre se unió a la fiesta con más triples, Crawford fue imparable y el Emilio aportó lo suyo. Verdirrojo fue Efese-dependiente pero la diferencia era muy grande. Ese tercer cuarto sirivó para dar los primeros minutos en LUB de Giovanni Corbisiero. El base cadete puso alguna bola y la tribuna visitante que tuvo poco para festejar esa noche, se vino abajo. En contra-partida Urunday festejó cada bomba de afuera y el partido, a pesar de la diferencia, tuvo un momento de muchos festejo por parte de ambas parcialidades. Además hasta hubo tiempo para dos descalificaciones, ya que los árbitros aplicaron esa sanción a Lee y Rogelio De León. Sin demasiado atractivo en el score, Lucas Rodriguez tomó el juego para sí y mostró una rebeldía propia de alguien que siente la camiseta. Sin embargo, la diferencia era ya muy grande y el punto se terminó quedando en la Avenida Suárez.

UNO x UNO

URUNDAY UNIVERSITARIO

Zubiaurre (7): Imparable desde los 6,75 en el segundo tiempo. Taboada (6): Correcto. Brown (8): El hombre para sacar la primera ventaja, y a la postre, definitiva. Lee (4): El más flojo. Perdió con Efese y se fue descalificado en una noche que no daba para nada. Crawford (8): Rogelio en vez de contar ovejas para dormirse va a contar Chaz’s. Imparable. Medina (7): El revulsivo necesario que necesita cada equipo. Vital. Romero (6): Su habitual mano y conducción. Pomoli (5): Prolijo. No desentonó. Morena (6): Como el Nando, metió casi todo lo que tocó. Miller, Vega, Pérez (-): Pocos minutos. Da Prá (7): Leyó muy bien el juego y sacó ventajas donde era más fuerte.

VERDIRROJO

Castro (5): Juega siempre en quinta. Debería rebajar más esos cambios. Hughes (2): Poquito. Roberts (4): Noche para el olvido. Erró pila. Efese (7): El mejor. De León (5): Perdió siempre con Crawford. En ataque correcto. Suarez (6): Se sintió como en casa. Rodríguez (6): Las quiso siempre. Correcto. Garay (5): Se fajó. Cholaquides (5): Más ganas que juego. Corbisiero (6) : El Destacado. Flores, Mugica (-): Pocos minutos. Caballero (5): Se le acortó el plantel. No pudo hacer nada ante la primer desventaja en el score.

_______________________

Lo destacado

En un partido tan desparejo, el destacado perfectamente podría haber sido alguien del equipo ganador. Sin embargo, lo de este botija de 16 años fue sublime. Ingresó por primera vez cuando el partido tenía una diferencia de 33 puntos y quedaban 4 minutos del tercero. Sin embargo, una excelente definición suya en penetración sumado a una falta recibida, fue lo que hizo levantar a una parcialidad cerrense que venía golpeada toda la noche. El gurí terminó con 4 puntos, 2 rebotes y una asistencia en casi 12 minutos, pero ese gol y foul para levantar a todo un barrio no se lo olvida más. Eso sí Giovanni, hoy acostate temprano que mañana hay liceo…

Lo distinto

La baja de Martín Mayora sorprendió a varios. Pero no porque el base titular no pueda perderse algún partido por inconvenientes físicos, sino porque su sustituto venía directamente desde la selección uruguaya. Es que varios tardaron en darse cuenta que el que lo reemplazaba no era el lateral derecho de Peñarol y Uruguay, Guillermo Varela, sino su doble, el proveniente de Aguada y que pasó por Larrañaga el Metro pasado, Nacho Castro. Capaz que ante tanto parecidos, el Memo López lo pone de lateral en la final del próximo domingo. Eso sí Nacho, si jugás el domingo acordate que tenes que estar pronto para llevar la base del Verdi. 😂😂😂😂