Marne logró su primera victoria en el campeonato de la DTA al vencer 65-60 a Capurro con Yari Acevedo como gran figura, luego del trabajado triunfo fuimos a charlar con el alero.

Yari se mostró muy emocionado y feliz por el partido que se ganó y el sacrifico que hacen: "La verdad muy deseada, estábamos esperando mucho este triunfo. Siempre estábamos a un pasito de ganar y nunca lo lográbamos. Se nos dio y lo merecemos porque hacemos un sacrificio bárbaro, son todos pibes del club; yo vengo de Larre Borges a dar una mano y me siento uno más. Hoy lo sacamos adelante defendiendo e intentando correr la cancha. Es un grupo hermoso y por suerte nos llevamos el punto".

Sobre su destacada actuación ante un rival complicado como lo fue Capurro, comentó: "Fue un partido duro porque nosotros no tenemos tanto recambio de internos como ellos y por suerte de afuera entraron las pelotas. No sé (risas , tengo una felicidad enorme”.

Marne venía con récord de 0-6 hasta este duelo y el goleador tifón fue autocrítico al respecto: "Creo que nos pesó la inexperiencia para poder ganar algún partido anterior; somos todos gurices, el más grande del plantel tiene 27 años, después hay jugadores de 20-21 años. Creo que nos faltaba un poco de madurez para saber cerrar los encuentros."

De cara a la etapa final del torneo, esta victoria fue importante para seguir creciendo: "Sin dudas es un envión anímico, ya nos sacamos la espina de no ganar. Dejamos todo en cada cancha y entrenamiento. Ahora a seguir entrenando y dar todo en cada partido que queda".

Yari contó de dónde viene y que hace fuera de lo basquetbolístico: "Hice las formativas en Larre Borges, empecé en escuelita y fui subiendo de los 'B' a los 'A'. Trabajo cuando me sale alguna 'changuita'".

Sobre su particular nombre, el número 9 explicó el origen: "Me pusieron Yari porque mi padre era fanático de una banda de rock italiana y uno de los hijos del cantante se llamaba así y le gustó. Sale de ahí".