Danubio apabulló a Marne de visita 87-61 con una destacada actuación de Ignacio Pons y logró su segundo triunfo consecutivo con Martín Sedes al mando del franjeado.

Resumen del partido

Los danubianos comenzaron marcando su poderío ofensivo desde el arranque. Nicoletti-Ferro era la dupla explosiva en ataque y penetrando hacia el aro por el centro lograban colocar un rápido 11-3 en el amanecer del cotejo. Marne en su desprolijidad encontró en Arambillete y Trinidad sus principales armas en la pintura pero dejaban mucho que desear en el costado defensivo, 21-9 arriba Danubio terminado el primero.

El Tifón subió la intensidad defensiva y con triples de Yari Acevedo marcó un 6-0 para achicar a 11, lo más cerca que pudo estar de su rival desde el comienzo del partido. Ignacio Pons y su tiro de cuarta distancia lastimaba desde la media mientras que en defensa la franja cambiaba de hombre en cada cortina, acción que hizo casi imposible que Marne convirtiera lanzamientos sin marca. Mejoraron notoriamente los dirigidos por Fernández pero igualmente no les alcanzó para ponerse en partido. Danubio seguía aprovechando las ventajas individuales y se al descanso largo, 42-23.

El tercero sirvió para que Danubio extendiera la diferencia, el local tuvo algún acercamiento pero eran oasis en el desierto. Los puntos llegaban de a montones desde Maroñas gracias a “Nacho” Pons y Tolmero, 25 a favor de los de Sedes y partido liquidado en el trámite. El último chico fue para que Danubio aprovechara algunos errores y pudiera correr la cancha. El local era puro esfuerzo y entrega. Presionaron toda la cancha con Nicolás Sosa y Pochelú pero no fue suficiente. El encuentro se había ido hace rato; 87-61 ganó “el danu” que capitalizó su juego colectivo y no se dejó estar en ninguna instancia del partido.

UNO x UNO

MARNE

Olivera (5): Intenso en defensa, perdió muchas pelotas en la subidas. Pochelú (6): Mejoró en el segundo tiempo. Le faltó claridad. Trinidad (7): Tiró del carro y fue el hombre encargado de defender a Nicoletti. Cumplió. Arambillete (6): Cargó abajo en el inicio. Se fue quedando. Timote (3): Demasiados minutos para lo mal que jugó. Perdido. Acevedo (6): Correcto. Erró algunos tiros claros. Sosa (4): Tuvo más errores que aciertos. Ijes (5): Ingresó y no desentonó. Casaravilla, Grela, Baladán, Sacco (-): Entraron con el partido liquidado. Fernández (5): Debió ajustar algunas variantes que planteó el oponente. Su equipo cometió muchos errores y pagaron caro.

DANUBIO

Sánchez (6): Tiró demasiado. Conducción aceptable. Pons (9): El destacado. Nicoletti (7): Por momentos fue bien defendido. Pudo sacar ventajas atacando el aro. Ferro (5): Tuvo sus destellos. Lo mejor estuvo en la defensa. Miranda (8): Un gladiador. Dicen que prefiere bajar rebotes que comer. Tolmero (7): Buena actuación. Nunca sobresale pero juega bárbaro. Laduche (5): Actuación aceptable. O.Martínez, R.Martínez, R. González, Rovetta, Rossiello (-): Entraron con el partido liquidado. Sedes (7): Su equipo se va aceitando. Hoy fue inteligente para abrir una ventaja rápida y mantenerla.

_______________________

Lo destacado

La labor del Licenciado en Educación Física. Juan Ignacio Pons la “quemó” y fue la figura ofensiva de Danubio ante Marne. 22 puntos y 8 rebotes para “Nacho” que con su tiro de media distancia fue indefendible para cualquier macador tifón. De tarde lo podés ver en algún liceo dirigiendo una clase de gimnasia para adolescentes y horas más tarde rompiéndola en una cancha de basket. Crack.

Lo distinto

En el segundo tiempo hubo discusiones entre la misma parcialidad danubiana y el jefe de seguridad franjeado calmó las aguas y tuvo que separar. Como en el patio de la escuela: “ustedes se quedan acá” y los otros se fueron a la cantina, parados arriba de la mesada y detrás del banco de suplentes de Marne. Claramente no pasó a mayores pero fue una imagen particular. Unos de un lado y otros del otro. Todos alentando a su club pero sin mezclarse.