Goes venció a Trouville con un tremendo último cuarto y otra actuación magistral del “Enano” Martínez, entre varios que se destacaron.

Resumen del partido

Tras la Liga Sudamericana, el misionero volvía a la actividad local recibiendo al rojo de Pocitos en un juego importante para ambos conjuntos. El inicio mostró dos equipos que se dieron bastantes libertades en defensa, con un inicio mejor para Goes que repartió su goleo entre los cinco titulares, pero Trouville reaccionó con tres triples de Marotta y algo de Harrison en la pintura. Un buen cierre de Shaw jugando de espaldas dejó el juego empatado en 21 al final del primer chico. Un buen ingreso de Cáceres volvió a adelantar a los de Chucarro, y cuando ambos fueron a zona ilógicamente fueron Harrison y Shaw quienes anotaron, el primero jugando por línea de fondo y el misionero tirando de la cabeza de la llave. De vuelta a defensa individual los del “Colo” Reig emparejaron el juego con bombazos de Borsellino y Aguilera. Galletto vino del banco con su clásico uno por uno para dejar su marca en el marcador, 44-42 los de Pocitos.

Con una dupla encendida Robinson-Harrison la visita volvió mejor del entretiempo y sacó ventaja ante un misionero que estuvo entreverado, especialmente cuando jugó desde Stocks. Un par de acciones de Aguilera arrimaron a Goes, más un Shaw que rindió siempre que fue buscado. Reig volvió a proponer una defensa zonal sin demasiado éxito, ya que Galletto supo manejar bien la ofensiva para encontrar las ventajas en sus foráneos e irse cuatro arriba al último descanso. Un gran arranque de Aguilera, más algunas asistencias exquisitas del “Enano” para el propio alero y también para Shaw dieron vuelta el marcador e incendiaron la tribuna. Goes se puso más duro atrás, incluso recuperando un par de balones, mientras los de Álvaro Tito dependieron en demasía de Robinson y no pudieron controlar la generación de Martínez, que además puso triples para estirar la ventaja al doble dígito.

UNO x UNO

GOES

Stocks (5): Venía torcida la mano, la arregló un poco en el 4C. Martínez (9): El extranjero que le faltaba a Goes. Pague una entrada para verlo, no se va a arrepentir. Aguilera (8): Absolutamente determinante en la remontada. Defensa y muñeca caliente, combo mejor que la milanesa con fritas. Borsellino (6): Rindió en lo suyo, cerró afuera por cuestiones tácticas. Shaw (8): Se aburrió de embocar desde la cabeza de la llave, se adueñó de los rebotes. Híper-rendidor. Wohlwend (5): Correctos minutos. Brause (6): Con pocos puntos, hizo un muy buen trabajo en defensa y fue parte del mejor momento misionero. Borrallo (-): Poco en cancha. Reig (7): No se desesperó, le dio el descanso en el momento justo al Enano y leyó perfecto cómo generar espacio en la pintura.

TROUVILLE

Marotta (5): Finísimo en el 1c, luego poquito. Robinson (6): Asumió mucho, pero el juego depende de él. Poca ayuda para generarle. Catalá (4): No embocó, le costó aportar. Ruiz (4): Pobre debut. Harrison (6): Tuvo buenos pasajes, especialmente cuando recibió con ventaja. Mayora (5): Intenso en defensa a Martínez. Galletto (5): Mostró que puede generar cuando toma el balón. Cáceres (5): Tuvo un buen 1T, luego se entreveró mucho como el juego en sí. Soto, Massa, Martínez (-): Pocos minutos, sin protagonismo. Tito (4): Se quedó sin soluciones en el período final. No mantuvo variantes que funcionaron, ni ajustó donde lo dañaban en la zona.

_______________________

Lo destacado

El último cuarto de Goes fue prácticamente perfecto, con un quinteto que hizo todo bien y tuvo un director espectacular, Fernando Martínez, para triples, asistir y marcar a cada uno de sus compañeros que hacer en cada momento. Aguilera apareció notablemente en ataque y Shaw volvió a ser el socio perfecto del “Enano”. Además, Brause se prendió en defensa, hizo un gran trabajo en las ayudas y generó espacios en la pintura; mientras Stocks tuvo pocas pero lúcidas acciones. Parcial 23-6 y como diría Ethan Hunt, misión cumplida.

Lo distinto

En un día especial para el básquet femenino, algunas pequeñas hinchas de Goes aprovecharon el entretiempo para una demostración de sus habilidades de gimnasia artística. Paros de mano, ruedas de carros y alguna otra figura pudieron verse en el flotante misionero. Sacamos la foto de lejos, con miedo a que nos invitaran a probar y tuviéramos que dejar pegado el gran nombre de BT por nuestras escasísimas habilidades motrices.