Gracias a una buena defensa y a un excelente cierre de Gonzalo Iglesias, Sporting logró recuperarse de la derrota ante Urunday quedándose con un puntazo ante Olimpia.

Resumen del partido

Tras aplausos y entregas de plaquetas comenzó uno de los partidos más esperados de la fecha. La novedad en el locatario con la titularidad de Bastón por Ottonello, mientras que Jauri repitió su quintento.

Un arranque muy favorable a las alas rojas, que de la mano de un incontenible Brandon Nazione sorprendían al fusionado y lo pasaban literalmente por arriba. Sporting estaba irreconocible en defensa y ataque, y el score del primer cuarto lo marcó: 27-14 favorable a la visita.

Para el segundo Ponce tomó la arriesgada decisión de salir a marcar toda la cancha para impedir que la pelota llegar tan fácil a los internos de Olimpia que dañaban mucho, y a la vez machacó un poco sobre la base de Olimpia compuesta por jugadores jóvenes (Agarbado y Viana). La apuesta le salió redonda y no sólo Defensor acortó la diferencia sino que lo hizo en pocos minutos, e incluso llegó a igualar dos veces el marcador. Importantes los ingresos de Iglesias y Acosta para darle intensidad con piernas frescas a la presión. Olimpia ya no era el de antes y se iba al descanso largo arriba sólo por tres, 39-36.

El comienzo del segundo tiempo fue parejo y con poco gol, pero Olimpia se mantenía arriba por poco. Defensor intentaba seguir presionando lo más posible y la fórmula le daba resultado, ya no eran tan cómodas las ofensivas de los de Colón, y además empezaba Corin Henry a enloquecerlos en ataque sacando faltas, y en defensa presionando sin parar y atosigando la base. La visita se fue arriba del tercero con un ajustado 58-56.

Con Henry como abanderado y ahora bien acompañado por Iglesias, Defensor Sporting pasó al frente por primera vez en todo el partido a falta de ocho minutos con un triple de Gonzalo, y con otra bomba de Iglesias rompió la igualdad a falta de cuatro minutos del final. Ahora era Olimpia el que remaba de atrás e intentaba presionar, y con la complicidad de algunos libres errados por su rival se mantuvo en partido hasta el final. Libres de Iglesias cerraron la noche para el fusionado que encuentra un gran rendimiento de un jugador que aún no estaba demostrando su potencial. Los de Ponce consiguieron un trabajoso y trascendental punto para la parte alta de la tabla.

UNO x UNO

DEFENSOR SPORTING

Henry (8): Gran desempeño. En ataque apareció en el momento clave, y en defensa enloqueció la salida rival. Dotti (7): Jugando para el equipo, más asistidor. Sanders (6): Correcto partido, sin brillar. Bastón (5): Bien en ataque, no tanto atrás. Johnson (7): Si bien no estuvo en su noche, siempre pesa y complica abajo. Acosta (7): Nuevamente un ingreso importante para la reacción. Ottonello (6): En otro rol, pero aportando su intensidad siempre. Iglesias (9): El Destacado. Da Costa (4): En pocos minutos no logró enchufarse. Ponce (8): Vio que el partido estaba en apretar la salida, y manejó otra vez muy bien la rotación para llegar fresco al final.

OLIMPIA

Agarbado (6): No le pesa. García (6): Con su entrega de siempre, aunque le faltó claridad a veces. Bowen (5): Tuvo buenos momentos, pero desapareció por pasajes. Nazione (7): Al principio parecía Banco Nazione, confiable y seguro. De a poco se desdibujó. Wachsmann (7): Siempre rinde, se fajó con Johnson y bancó muy bien. Loriente (4): Por momentos en otro partido, metió un triple importante. Newsome (6): Pocos pero buenos minutos. Viana (3): Superado, no entró bien. Jauri (5): Nunca supo superar la presión alta de su rival, y cerró jugando mal el juego.

_______________________

Lo destacado

Pudo ser la presión y el cambio defensivo de Sporting, pero el cierre de Gonzalo Iglesias fue para enmarcar. Se ganó sus minutos, primero defendiendo, y luego se tuvo confianza para definir el pleito con 3/4  en triples y 2/2 en dobles, apareciendo en el momento más caliente. Tras un arranque de temporada bastante ateo, la gente de Defensor está recuperando la fé en las Iglesias.

Lo distinto

Dicen que el primer amor nunca se olvida, seguramente eso y muchas cosas más habrán pasado hoy por la cabeza del Ingeniero Gerardo Jauri al enfrentar como director técnico a la institución que fue durante gran parte de su vida su casa por primera vez. Una plaqueta y una cálida ovación de pie al entrenador que tantas alegrías le dio a Sporting como jugador y técnico fueron parte de la previa del encuentro. También hubo una plaqueta del locatario a Olimpia por su centenario, todo amor y paz, hasta que empezó el partido, claro está.