Matías Acosta fue pilar en el gran triunfo de Bohemios ante Unión Atlética por 84 a 51. El número 13 aportó desde todos lados del juego. Una vez culminado el encuentro habló con Básquet Total.

El partido se abrió desde el arranque: “Si nosotros corrimos la cancha desde el minuto uno, tratando de llenar las esquinas para poder sacar la diferencia lo antes posible para seguir alargando la racha”.

Con este triunfo el marrón logró su vigesimocuarto triunfo al hilo y sigue como único invicto: “Ya perdí la cuenta de cuantos son, sinceramente no me acuerdo, pero afortunado por suerte de tener esta racha y hay que seguir entrenando para mantenerla. Quedan partidos todavía, tenemos que llegar lo mejor posible a los playoffs”.

El bohe jugó un partido de básquetbol propiamente dicho, utilizó todo el ancho de la cancha y siempre buscó el pase extra: “La idea es esa, correr la cancha y ocupar las esquinas. El pase extra nos lo quieren imponer, pero nosotros mismo a veces nos tiramos una pelota de más, es lindo querer hacer la jugada o el tiro de lujo, pero siempre tratar de correr la cancha y mover la pelota”.

El jugador protagonizó un hecho en el primer cuarto donde hubo un rose entre él y Enzo Rodríguez, quien jugó con una mascara: “Lo fui a presionar y en una que le quiero sacar la pelota, sin querer le toco una parte de la mascara. Se ve que el tenía un problema en la nariz y le molestó. Cuando le fue a protestar al juez, aproveche la oportunidad para irme con la pelota y seguir la jugada”.