Martín Osimani vuelve al club que lo vio nacer para fortalecer al equipo y también darse un gusto personal. El “Oso” conversó con Básquet Total sobre esta decisión, el momento de Biguá en la Liga Uruguaya, su rol en el plantel y los jóvenes del club.

“Muy lindo poder volver a estar cerca de mucha gente que quiero y en el lugar que crecí. Claramente en estos 10 años el club se transformó y la realidad tanto del básquet como la del funcionamiento ha cambiado drásticamente. Espero poder adaptarme a todo nuevamente y poder en un relativo corto plazo volver a sentirme como en mi casa” comenzó diciendo sobre su regreso a Villa Biarritz.

El poder jugar con su hermano Joaquín fue central para que su regreso se diera: “Claramente fue una motivación gigante para tomar esta decisión. Era un gusto que me quería dar en estos últimos años de mi carrera y por suerte se pudo dar, cuanto más lindo es que sea en Biguá. Con Joaco compartí en otra etapa de nuestras vidas pero ahora creo que estamos en otro lugar de mayor madurez que lo va a hacer más disfrutable tanto para nosotros como para nuestra familia”.

El “Oso” nos habló también del mal inicio de Biguá en esta edición de la LUB: “La idea del club era apostar a una base fuerte de extranjeros, manteniendo los jugadores mayores de la casa para liderar una camada de jóvenes a la que club apuesta fuertemente. Dentro de esa estructura creo que hubo dificultades en el comienzo dadas a las lesiones de dos jugadores clave para el liderazgo y orden del equipo como son Cambón y Elliot, que generaron inestabilidad a un equipo joven y con mucho recambio”.

“Esto creo que es normal dentro de un proceso cuando tratas de apostar a jóvenes y es lógico también buscar acomodar las partes para que el camino sea lo más sano y productivo para todos” continuó diciendo al respecto de la decisión del club de sumarlo como ficha luego de las tres primeras fechas.

Al respecto de la apuesta a los jugadores Sub 23 de la institución, reflexionó: “No siempre en el desarrollo de un jugador joven lo mejor es jugar muchos minutos. A mi entender, encontrar su rol adecuado, aunque sea con minutos limitados, en un ecosistema que funcione y que acentúe sus virtudes puede ser algo mucho más productivo para él y el equipo. Dentro de esta realidad me inserto a brindar desde mi experiencia y a poder seguir sumando desde la toma de decisiones”.

Así resume su rol y lo que puede sumar al equipo: “Claramente mi idea es venir a ser un facilitador a los mayores y una guía en lo que necesiten a los más jóvenes. Espero poder adaptarme rápido y hacerle un bien al grupo”.

Si bien su nombre se manejó antes de la Liga, Martín afirma que no hubo negociaciones en ese momento: “Era más bien gente allegada que tenía ganas, pero nunca se concretó una oferta puntual. Claro que me seducía estar en el club pero la oferta llegó ahora y por suerte estaban dadas las condiciones para poder quedarme. Un plantel con jugadores que conozco y quiero; un cuerpo técnico con el que crecí y tuve grandes recuerdos deportivos y personales; sumado a un club que te brinda todo lo que necesitas a nivel profesional, siempre es una combinación atractiva”.

Osimani vuelve a Biguá para liderar una camada de jóvenes, así como la que había la última vez que jugó en el club: “En su momento hace 10 años ya era de los experientes, imagínate lo viejo que estoy (se ríe). Pero es distinto porque en ese momento yo estaba absolutamente interiorizado en el club. Esa camada era toda la que creció con mi hermano a los que los conocía y veía siempre, me sentía un hermano grande de ellos. Ahora es un lugar distinto, desde mi juego y mis capacidades pero sobre todo por lo que he vivido en este tiempo. Ojalá podamos encontrar buena química como para todos sentirnos cómodos y sacar provecho de la convivencia para poder plasmar el mejor juego posible”.

El “Oso” estima poder debutar en 10 a 15 días, según como siga la recuperación de su tobillo. Pero fuera de la cancha Biguá ya ganó un jugador de enorme experiencia, que vuelva a la Liga Uruguaya pero esta vez en un contexto más que especial para él.