Paysandú logró su primera victoria en la temporada de la DTA venciendo a Montevideo 94 a 87 en el mercado. El base, Enzo Arellano, fue imprescindible para que su equipo se llevara el partido y finalizado el encuentro fuimos a buscar su palabra.

Con respecto a la victoria y las sensaciones posteriores al primer triunfo, el número 30 dijo:“Veníamos de dos derrotas seguidas y este partido era para levantarse, sabíamos que había que ganar sí o sí para ganar confianza y mejorar anímicamente. Sirve para encarar de otra forma lo que queda del campeonato”. 

Acerca de los puntos altos que tuvo el “paysa” en el duelo de ayer, Arellano comentó:“La clave está siempre en la defensa, por momentos estuvimos medios flojos en ese aspecto, pudimos defender más duro y gracias a eso correr la cancha. El ataque creo que fluyó bien e intentaremos que siga así.”

Sobre su primera experiencia de calidad en un plantel de primera, el base de 18 años acotó: “Lo aprovecho para agarrar roce y aprender. Por suerte se está dando bien y hay que seguir mejorando”.

La altura nunca fue un impedimento para “el ladilla”, quién habló sobre el tema y como se siente: “(risas) Trato de no darle importancia a eso, la gente o los hinchas siempre gritan cosas, pero intento demostrar que no es un obstáculo adentro de la cancha y a veces hasta te da cierta ventaja”.

Para finalizar, Enzo nos contó de dónde viene y hacia dónde quiere llegar: “Yo hice todas mis formativas en Cordón, soy de ahí. Quiero desarrollarme lo mejor que pueda como jugador y aspiro a llegar lo más lejos posible, con trabajo y sacrificio ojalá se dé, todavía falta”.