Yale venció a Danubio por 70 a 62, en un partido que dominó de punta a punta y mostró un sólido juego colectivo.

Resumen del partido

En Jacinto Vera, Yale recibía a Danubio en un encuentro que prometía ser un partidazo entre dos de los animadores de la divisional.

El inicio fue entretenido y parejo, el local vulneró la defensa zonal planteada por Danubio con buenos porcentajes de tiro exterior. Briñon, Martinez y De León lastimaron al conjunto danubiano desde los 6.75.

Por su parte, la franja intentó generar juego a partir de sus internos y que estos lastimaran en la zona pintada. Le costó encontrar gol ante la rápida salida de Nicoletti por faltas, pero los ingresos de Miranda, González y Ferro le dieron otra vía de gol en ataque y más firmeza defensiva. Yale dominó los primeros 20 minutos y se fue al descanso ganando 30-28.

El inicio del complemento fue todo yalense. El local aprovechó el mal humor de los jugadores danubianos con el arbitraje, fue eficaz en ataque y mostró un buen juego colectivo, con De León como figura y Martínez insoportable desde el perímetro, llegó abrir 16 puntos de renta promediando la mitad del tercero.

Danubio intentó achicar rentas con más ganas que básquet, Pons y Nicoletti asumieron responsabilidades en ataque para que la franja se llegara a colocar a 5 puntos en los últimos minutos del epílogo.

Yale lo cerró mejor, leyó bien el juego y con libres cerró su victoria por 70 a 62.

UNO x UNO

YALE

Briñón (7): Soberbia conducción, un relojito. De León (8): La volvió a romper. Determinante. Lazzaroni (7): Experiencia al servicio del equipo, tiene mucho de aquello en momentos claves. Martínez (8): El destacado. Manito 🔥. Ledanis (5): Se la banco solo, laburó en silencio. Vincent (4): Dio descanso a Ledanis, ni fu ni fa. Borges (4): Tiró mucho y mal. Trombotti y Yozzi (-): Pocos minutos en cancha. Arhancet (7): Su equipo tuvo pasajes de buen juego colectivo. La defensa fue la clave del triunfo.

DANUBIO

Ferro (4): Había aportado, su malhumor con el arbitraje le resta puntos. Sánchez (3): Flojo, algún que otro bombazo. Pons (6): Entreverado, aun así fue el mejor. Nicoletti (5): Se puso el balde con los árbitros. No estuvo en su noche. González (4): Aportó en el 2C. Luego se quedó. Tolmero (3): Flojo encuentro del “pájaro”. De Las Nieves (4): Debió influir más en el juego interno. Miranda (6): Correcto. Debe resolver mejor. Laduche (3): No aportó en su ingreso. Reinaldo (4): No tuvo una correcta lectura de juego, debió calmar a sus dirigidos en el enojo contra el arbitraje. Tenía ventajas en el poste bajo y no supo aprovecharlas.

_______________________

Lo destacado

La figura del torneo de Yale en esta DTA viene siendo por destrozo “Luichi” De León, que en el partido con Danubio nuevamente la volvió a romper colocando 23 puntos y bajando 19 rebotes (si, 19.). Luis viene promediando 31.33 puntos, 13.67 rebotes y 2 asistencias por juego. Una barbaridad los números del 7 azul. Pero no es el único que se viene destacando en el yalense, Andrés Martínez figura del triunfo ante la franja, también viene pasando un gran momento, el capitán culminó el partido con 18 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias. Esta dupla está dando que hablar en la vieja tercera de ascenso, no queremos dar manija, pero si Rubén Magnano se pega una vuelta por Jacinto Vera, quien te dice que si siguen así, en noviembre estén jugando en el Antel Arena (?). De mientras el hincha de Yale los disfruta…

Lo distinto

El partido por momentos se peleó más de lo que se jugó. Ambos equipos lucharon por cada bola como si fuera la última, en reiteradas ocasiones se tiraron al piso y la entrega fue un factor común de ambos equipos. Algo característico de la vieja tercera de ascenso, donde las fotos lo reflejan: un jugador en el piso, otro por caerse, otro que le agarran de la camiseta con tal de que no reciba y uno que va colocar la bandeja con una patada al estilo Miyagi de Karate Kid. Hermoso. ¿Lo distinto o lo habitual? No sabemos responder dicha pregunta, lo que sí sabemos es que amamos ese deporte llamado DTA.