Con un inconmensurable Santiago Pernas, Tabaré logró una trabajada e imperiosa victoria por 79 a 77 ante Larre Borges por la octava fecha de la segunda ronda de la serie metro/dta y sale del fondo de la tabla de posiciones.

Por Federico Ramos

En la antesala de este encuentro, el gris del Parque Battle se encontraba en la decimotercera ubicación, venía de perder frente a Montevideo en la cancha de este último y afrontaba el partido de esta noche con muchas bajas en su plantel por diversos motivos, ya sean lesiones o jugadores que se encuentran jugando la DTA en otros equipos. En cambio, el elenco de la Unión se encontraba noveno, también había perdido su último partido a manos de Larrañaga y no contaba con algunas de sus figuras que también emigraron a Tercera. El local buscaba revancha, ya que en la primer vuelta los cuadriculados se habían impuesto por cifras de 89 a 74.

Los de Carlos Barrios salieron a la cancha con Tomás Maidana, Francisco Castroman, Santiago Pernas, Joaquín Retamoso y Guillermo Almandós. Mientras Daniel Giacoya se decantó por Ramiro Triunfo, Lucas De León, Mateo Costa, Mateo Suarez y Agustín Moreira.

El cotejo comenzó muy igualado por ambos lados, con un goleo contestado por sendas escuadras. Mientras los de la Unión lastimaban en el poste bajo, los de la calle Brito del Pino se hacían sentir desde la línea de los 6.75 con Retamoso y Almandós. Esa paridad se rompió ya que la visita buscó las espaldas de la defensa, sumado a una interesante rotación del balón y a cierta imprecisión en los pases por parte del “Indio”, e impuso un parcial de 6 – 0 que hizo que el Larre tomara cierta ventaja en el tanteador. Pernas y Castroman acercaron a los locatarios con un triple y un gol y foul. Sin embargo, apareció Triunfo con tiros cortos y penetraciones que hizo que la visita se fuera con una pequeña ventaja de tres puntos finalizados los primeros diez minutos.

En el segundo cuarto, Tabaré intentó recortar distancias mediante un gol y foul, pero lo que hizo fue motivar a los visitantes que lograron colocar un impactante parcial de 12 – 3. “Wally” Barrios pidió un urgente minuto de tiempo. El panorama para el gris del Parque Batlle se puso peor, ya que a la falta de gol y la poca creatividad en ataque (de los once puntos anotados en el cuarto, diez fueron por libres o triples), se le sumó el nerviosismo en defensa que llevó a que el equipo se encontrara en colectivas con más de medio cuarto por disputarse. Para colmo de males, las estrategias del entrenador no se veían plasmadas y nuevamente, con rotaciones de balón de un lado hacia otra y con una sólida defensa, los de Giacoya le endosaron un parcial de  9 – 3  para irse al descanso largo por 14 arriba.

Para el tercer chico, se esperaba cierta reacción de los del Parque Batlle, y nuevamente utilizando su vía predilecta desde los 6.75, los de Barrios encestaron dos triples, lo que hacia pensar en una remontada. Sin embargo, aquí vino uno de los momentos más duros para el gris, ya que su rival en un vendaval de un gran juego y goleo colectivo, pisaron el acelerador con un parcial de 12 – 0, para tomar una ventaja de 21 puntos a falta de 15 minutos para el final del partido. Cualquier persona hubiese tirado la toalla o hacer un borrón y cuenta nueva, pero eso no ocurrió. Barrios motivó a sus jugadores y sacaron fuerzas de lugares inimaginables y de a poco, empezaron a traer el partido nuevamente. El ingreso de Martínez en el local le dio cierta tranquilidad a la base (entró y no salió mas de la cancha), sumado a que Pernas se empezó a animar en el juego, lo que hizo que el “Indio” colocara un parcial de 9 – 0 para ir descontando la ventaja lentamente. Ambos equipos se llenaron de faltas cerca del final del cuarto y la mayoría de los puntos llegaron desde la línea del personal (7/12 para Tabaré y 8/13 para el visitante). El cuarto se cerró en ventaja para los de la Unión por 14.

El último tuvo la confirmación de una de las figuras del partido: Santiago Pernas. Encaró, generó faltas, convirtió goles de media y larga distancia, encestó los libres para lograr 16 de los 21 puntos del local. Nadie lo creía, en cuestión de diez minutos pasó de estar 21 abajo a estar 7 puntos por encima. Del otro lado, Larre Borges no encontraba gol (estuvo casi cuatro minutos sin anotar) y la figura de Triunfo entró a desaparecer producto del conflicto que tuvo con la terna arbitral. Los dobles de Costa mantuvieron a flote al equipo visitante e hizo que el juego fuese de dos posesiones a falta de muy poco para el final. Cuando restaban 30 segundos, los de “Wally” Barrios se encontraban arriba por dos puntos y sacaban del costado. Pernas recibió la falta, y fue directo a tirar los libres, encestó los dos. La visita sacó lo más rápido que pudo y lo que logró conseguir fue un doble tardío que no pudo evitar la derrota a manos de Tabaré.

El goleador del local fue Santiago Pernas con 40 puntos. En la visita, los goleadores fueron Ramiro Triunfo y Mateo Costa con 17 unidades cada uno.