Aguada derrotó a Urunday Universitario 78-68 y llegó a su segunda victoria en la temporada, con un laburo excepcional de Glenn.

Resumen del partido

Con un gran marco de público tuvimos un buen arranque de partido con ambos equipos mostrando distintas armas en ataque. Por el lado Estudioso, Lee se hizo fuerte abajo y dañó, mientras que del lado contrario, Davis asumió las primeras ofensivas con efectividad, sumado a buenos aportes de Pereiras. Pero con el correr de los minutos ambos equipos erraron los caminos, buscando dañar de mediana y larga distancia con escasa efectividad. El inicio del segundo cuarto fue inmirable, apenas destellos de Lee y Leandro Taboada que fue el revulsivo entre tanto entrevero. Luego de minuto de Cabrera el Aguatero encontró los caminos para dañar poniéndole la pelota a Glenn abajo o jugando con Feeley posteado ante Lee. Pero el cierre de Emilio Taboada le permitió a los de El Prado cerrar a 2 el primer tiempo (31-29).

Aguada abrió el camino con triples de Izaguirre que hacían ilusionar al espectador con un juego mejor en el segundo tiempo. Sin embargo siguió siendo chato, los porcentajes volvieron a bajar y fue Glenn quien se destacó, haciendo el trabajo sucio para poner puntos de segunda oportunidad para tomar 8 de renta. Del otro lado, a impulsos individuales de Lee y Emilio, el verde se pudo acercar. La visita arrancó 6-0 el último período y se fue al frente, con un Crawford que creció adentro respecto a lo que fue su tarea en el partido. El rojiverde creció en base a los triples que no le habían entrado antes, y si bien el de la Avenida Suárez lo supo mantener parejo con destellos brillantes de Medina, la tarea de Glenn adentro, anotando y generando segundos tiros terminó, más el tramo final de Davis terminaron inclinando la balanza.

UNO x UNO

AGUADA

Bavosi (5): Iba rumbo a otra noche apagada, levantó en el cierre y el Aguatero se ilusiona. Pereiras (4): Peleado con el tiro. Davis (6): Tres minutos de destello le bastaron para cerrar el juego. Izaguirre (6): Sus triples abrieron el camino. Glenn (8): El destacado. L. Taboada (5): Revulsivo en un momento trabado. Feeley (4): Lastimó posteado, está en el debe. Álvarez (4): Un triple tras un jugadón y poco más. Rodríguez (5): No asumió en ataque pero aportó en el mejor momento del equipo. Cabrera (7): Resolvió malos momentos del equipo. No es culpable de los malos porcentajes.

URUNDAY UNIVERSITARIO

Zubiaurre (5): No le entró la bola pero redondeó un correcto partido. Romero (5): Con alguna asistencia de lujo. E. Taboada (7): Con o sin pelo sigue siendo Emilio y cuando la bola está caliente, dásela. Pomoli (4): Poco aporte, perdió en su rol. Lee (7): Pasó el primer corte pero esta ficha no parece moverse hasta fin de año. Da lo que precisa el equipo. Crawford (6): Como compañero nuevo de clase, arrancó tímido. Cuando entró en confianza cumplió. Medina (6): Cierre para encuadrar. Morena (5): Correcto. Pudo tener más minutos. Da Pra (5): No supo aprovechar los malos momentos de Aguada, pero bancó hasta donde pudo con un extranjero menos.

_______________________

Lo destacado

En pocos partidos se transformó en el corazón del cuadro. El más rendidor en los últimos juegos y el más regular en los cuarenta minutos de básquet. No solo por sus puntos, si no por lo que da en defensa y porque hizo pasar desapercibidos los 6/32 de Aguada en triples, tomando la basura permanentemente y poniéndola en su lugar. Quizás no brille como los pequeños destellos de Davis, pero hace un laburo enorme por el Aguatero.

Lo distinto

El primer tiempo fue algo duro de ver. Ambos equipos tripleando permanentemente con peor efectividad que remedio vencido. Si bien muchos siguieron alentando al equipo tratando de levantar en algo al partido, estos niños se rindieron y fueron a buscar diversión por su cuenta. A un costado del aro armaron tremendo torneo de “piedra, papel o tijera” que por momentos se robó la atención de la noche. Pero con el correr de los minutos el juego mejoró y se ganó la atención de los chicos, que después de tanto castigo, recibieron un pequeño obsequio del capitán rojiverde, que dejó un sticker de uno de los sponsors del equipo a un emocionado niño. Rendirá o no, pero Demian toca el corazón del hincha como buen capitán.

Galería de Fotos