La cubana, goleadora de la finalísima de la Copa de Plata, charló con Basquet Total tras la consagración de Cordón frente a Capurro.

Antes de hablar, se sacó la red del cuello porque le picaba, pero la sonrisa no se la saca nadie: “En mi vida había cortado una red, pero nos la merecemos porque luchamos hasta el final todo el campeonato”.

A la hora de hablar del partido más importante del año, dijo: “En el partido me sentí bastante ligera, la verdad. Sin ninguna presión, sin nada, jugué tranquila. Aparte vine tranquila desde mi casa, estaba convencida de que lo íbamos a lograr. Hoy era ganar o ganar”.

Sobre lo que fue la competencia en Copa de Plata, contó: “Sin ser los dos partidos que perdimos con Capurro, uno en la fase regular de la Copa de Plata y el pasado en cancha de ellas, les ganamos a todo el mundo. Por diferencia, con ventaja, algunos se nos apretaban pero después salíamos adelante”.

No duda en señalar las claves del campeón: “Jugamos en equipo, nos pasamos bastante la pelota, no nos pusimos el balde y menos discusión con los jueces. Era importante eso porque al final ellos siempre van a tener la razón, entonces mejor no gastar energía en eso”.