Trouville se llevó un punto durísimo de su visita a Verdirrojo con un triple tremendo de Donald Robinson en el final mismo del partido.

Resumen del partido

Primer partido de Liga Uruguaya en el escenario que Verdirrojo remodeló precisamente para su retorno al círculo de privilegio. El inicio fue del equipo del Cerro, que jugó al ritmo alto de Mayora y encontró a Roberts encendido de larga distancia. Trouville era pasivo atrás y muy dependiente de Robinson en ataque ya que Harrison no fue habilitado. Alvaro Tito dio ingreso a su segunda unidad y el equipo mejoró, principalmente desde el rompimiento de Galletto y los puntos de Cáceres para irse apenas dos abajo al primer descanso. De León realizó una buena defensa sobre Harrison pero la dupla Galletto-Cáceres se combinó bien en ofensiva. Verdirrojo jugó a porcentaje pero encontró manos derechas (7/17 en la primera mitad) para poder irse al entretiempo ganando 45-41.

Con Robinson y Harrison conectados la visita comenzó mejor y pasó a ganar en los primeros minutos, aprovechando que el juego de porcentajes del “Verdi” no encontró éxito esta vez. Defendiendo en zona los de Caballero lograron controlar atrás, y en un final de cuarto totalmente desvirtuado por los problemas en el reloj el local pasó a ganar por mínima. Trouville se volvió a olvidar del juego interno, forzó ofensivas y le permitió al local jugar en transiciones desde Ignacio Castro. “Nando” fue el más claro y con algunos chispazos de Robinson los de Pocitos pasaron a ganar una vez más, pero del otro lado era momento de Efese para mantener el partido vibrante y de resultado incierto. Cleon Roberts y Catalá intercambiaron triples y Manuel Mayora puso libres para sacar cinco a falta de menos de un minuto. En un cierre para el infarto Hughes puso un bombazo tremendo restando una posesión, Mayora cortado puso un libre y en la recarga Efese empató el juego cuando quedaba apenas un segundo. Tras el minuto de Tito, Donald Robinson recibió y tiro de más de 8 metros una bola que se amortiguó en la tabla y cayó para decretar el agónico triunfo de Trouville 84-81.

UNO x UNO

VERDIRROJO

Mayora (5). Empezó muy bien, corriendo, luego erró mucho. Hughes (6). Asume muchísimo, a veces le cuesta soltarla. Flojo atrás. Roberts (7). Productivo. Anotó por varias vías y en momentos calientes. Efese (7). Venía pareciendo poco pero en el último cuarto creció y fue clave. De León (6). Cumplió con su tarea y el aporte que el equipo precisa. Castro (5). Bien en la conducción. Suárez (5). Correcto atrás, no pudo sumar en ofensiva. Garay (5). Triple y todo, que más se puede pedir. Monteverde (6). Empezó fajándose en defensa, cuando se soltó en ataque lastimó. Rodríguez, Cholaquides (-). Poca participación. Caballero (5). El equipo jugó a porcentajes, lo disfrutó en el 1T y lo sufrió por momentos después. Poco aporte de un banco que tiene más para dar.

TROUVILLE

Mayora (6). Condujo bien, fue importante en defensa y puso libres en el minuto final. Robinson (9). Su actuación ya era destacada, pero la bola final lo hace subir más rápido que el precio de la carne. Catalá (5). Arrancó muy flojo, terminó bien. Mathis (3). Muy pobre. Miro más de afuera que de adentro. Harrison (7). Por momentos no participa, pero cuando lo hacen jugar es determinante. Galletto (6). Su ingreso fue clave para hacer jugar a Cáceres y Harrison. Generó. Massa (5). Cumplió en defensa, no estuvo fino en los pocos tiros que tomó. Cáceres (8). Sexto hombre deluxe. Fundamental. El mejor de los yoruguas. Soto, Martínez (-). Poco en cancha. Tito (6). Encontró una rotación interesante y llegó al final con un equipo que le dio resultado.

_______________________

Lo destacado

Es imposible no hacer referencia a la última bola. Quedando apenas un segundo, durante el minuto de tiempo, los hinchas de ambos clubes ya se preparaban para el alargue. Pero esto es básquetbol, el deporte más lindo del mundo y en un segundo pueden pasar muchas cosas. Y así fue, Robinson recibió y mientras giraba sacó un tiro que era casi imposTRIPLE!!! Increíble. Que viva el básquetbol!

Lo distinto

Mayora vs Mayora. En el local Martín, el hermano mayor. En la visita Manuel, tres años menor. Ambos criados en el club de Pocitos pero hoy rivales. Ambos bases. En cada ataque de Trouville se enfrentaban mano a mano, aunque del otro lado Manuel fue respetuoso y no defendió a su hermano. Martín ni ahí, lo defendió, lo presionó y hasta le habló en alguna situación para tratar de desenfocarlo (¿o sería para preguntarle sobre la cena?). Dicen que los hermanos mayores a veces abusan un poco, pero en general es el chico el que consigue lo que quiere…