Con libres sobre la hora de Joaquín Sosa, Larrañaga venció a Larre Borges por 75 a 74 en el gimnasio de San Telmo en un encuentro dramático que necesitó de un alargue para culminar por la Serie Metro/DTA del Campeonato Sub 23.

El partido comenzó a puro triple, Ramiro Mazzulla en la visita y Ramiro Triunfo en el local, este último encargándose de llevar la bola, apoyado por Mateo Costa. La defensa 2-3 del milrayitas fue efectiva y sirvió para doblegar a su rival en el score, 14-7. En ofensiva buscaron rotar el balón sin picar, siempre buscando un pase más para el lanzamiento exterior desmarcado. Dos equipos similares y de la mano del base cuadriculado, Costa, descontaron la diferencia con más tiros desde el perímetro. Triunfo volvió a sumar y se fueron abajo por dos, 24-22.

El gigante de la Unión mejoró la intensidad defensiva y llegó al gol mediante tiros de medio alcance de Lucas De León. Mientras que el Larra, no repitió los buenos porcentajes del primer chico. Con la rotación, buscaron la penetración de Tomás Dilema y Lucas Amato, quienes hicieron la diferencia con su altura. Los rompimientos de Triunfo, fueron los únicos que persistieron del período inicial, ya que el nivel decreció. Larrañaga se fue arriba al descanso, 40-36.

Demasiadas imprecisiones tras el receso, 4:00 tuvieron que pasar para que Costa clavara un flechazo para empatarlo en 41. Joaquín Sosa siguió bancando, junto a Rodrigo Cabrera y nuevamente retomaron margen en el tanteador, ahora de ocho. Los errores en los traslados jugaron un papel clave y con las asistencias bajo el poste de Costa, los de Giacoya se pusieron a tres. Sobre la chicharra, un tiro largo de Cabrera sentenció en 54-49 antes del complemento.

Otra vez los triples jugaron un rol importante, Mateo Suárez y Costa, aparecieron con dos consecutivos. Un golazo con finta de Nahuel Machado y pasaron arriba después de estar casi todo el partido abajo. El milrayitas capturó gran cantidad de rebotes ofensivos, pero no concretó y en base a libres el rival continuó por delante. A poco más de un minuto del cierre, un bombazo de Santiago Weigel puso por delante a los de Figueroa. Los libres de Costa lo empataron en 67 y el propio base tuvo la bola para ganarlo, pero erró y se fueron al alargue.

Larrañaga con la marca 2-3 obligó al tiro exterior y allí apareció Facundo Acosta, pero por la misma vía respondió Sosa. Por quinta falta, tuvo que salir Costa y perdieron una de sus piezas principales. Con las unidades del cerebro del equipo, Sosa, se mantuvieron uno arriba. Hasta que en el final, Sosa tiró los libres para ganarlo y mandó los dos adentro. Sin embargo, con cinco segundos y cuando parecía liquidado, Machado sacó la falta y fue a línea, pero erró el primero y la victoria fue del milrayitas, 75-74.