Baskonia venció como local a Gipuzkoa Basket y sumó su segundo triunfo en la Liga ACB. Jayson Granger fue importante en la generación de juego del equipo de Vitoria.

El encuentro disputado en el Fernando Buesa Arena de la ciudad de Vitoria-Gasteiz, presentó un inicio netamente favorable al elenco local, que con un buen trabajo ofensivo del alemán Johannes Voigtmann y del norteamericano Darrun Hilliard, lograba abrir una rápida ventaja de 15 unidades (19-4). Los buenos ingresos desde el banco de suplentes de Ilimane Diop y Jayson Granger, hacían que la intensidad defensiva de los vitorianos se mantuviera, por lo que la diferencia en el marcador seguía incrementándose. En el segundo periodo, el conjunto visitante cambió por completo su imagen, siendo mucho más agresivo en la primera línea. De la mano del mexicano Jorge Gutiérrez, bien secundado por Garrett Nevels, los de San Sebastián colocaron un parcial de 24-8, que les daba la posibilidad de equilibrar las acciones. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con el dueño de casa al frente en cifras de 40 a 38.

En el arranque de la segunda mitad se pudo observar nuevamente la mejor versión de los dirigidos por Pedro Martínez, que pusieron un lapidario 28-13, que les permitía sacar una renta cercana a los 20 puntos. En dicho pasaje fue importante en la generación de juego Granger, habilitando de buena manera a Vincent Poirier y Tornike Shengelia. En los primeros minutos del último periodo, los comandados por Sergio Valdeolmillos intentaron una reacción, sobre todo a impulsos individuales de Nevels y Sekulic. Sin embargo, los vascos se mantuvieron muy sólidos y cerraron el encuentro sin ningún tipo de sobresaltos. Finalmente, Baskonia se quedó con el triunfo por 85 a 66 y alcanzó su segunda victoria en la Liga ACB, que lo deja en el lote de los escoltas, mientras que su rival de turno sigue en el fondo de la tabla de posiciones con un registro de 0-3.

En el ganador se destacó la actuación del pívot alemán Johannes Voigtmann, que anotó 15 puntos, bien acompañado por Vincent Poirier con 13 tantos y 7 rebotes. Por el lado del perdedor, Garrett Nevels terminó como máximo anotador con 22 unidades.

El base uruguayo Jayson Granger estuvo 15:24 minutos en cancha, en los cuales aportó 4 puntos (0/1 triples, 1/2 dobles y 2/2 libres), 4 rebotes, 5 asistencias y 1 falta recibida, para una valoración total de 9.

El próximo juego del Baskonia por el torneo local será dentro de una semana, cuando deba visitar al Fuenlabrada en la capital española. Mientras que dos días antes hará su debut en la Euroliga, enfrentando a Zalgiris Kaunas en suelo lituano.