Se viene la primera Liga con tres foráneos, y en Básquet Total analizamos la estrategia de los clubes en este sentido, además de muchos otros datos sobre la legión extranjera.

Debemos decir que al momento fueron confirmados 40 jugadores importados, ya que Nacional tendrá apenas dos en la primera parte de la LUB y Atenas aún no anunció su último interno. En lo que respecta a puestos, esta temporada comenzará con 18 perimetrales y 23 internos.

Una de las mayores novedades pasa por cinco clubes que eligieron tener un base extranjero (Atenas, Defensor, Goes, Macabi y Welcome) lo cual puede generar un cambio interesante en el juego. Podrían ser seis inclusive si contáramos a Carl Elliot en Biguá, que también se desempeña como armador si le dan esa función.

También fueron cinco los que optaron por un escolta, algo un poco más habitual en el medio. Sin dudas será interesante ver cómo funciona la estrategia de Goes con dos generadores foráneos, así como la de Verdirrojo con un escolta y un alero, estrategias novedosas para la Liga Uruguaya.

Mirando a la pintura, hay apenas tres equipos que no tienen un “5” importado: Nacional (Batista), Olimpia (Wachsmann) y Verdirrojo (De León). Una mayoría, nueve clubes, optaron por tener dos foráneos en posiciones de juego interno, buscando elevar la talla y el juego aéreo, una de las carencias de nuestro medio.

Versatilidad fue lo buscando por López, Da Prá y Nieto trayendo jugadores “3/4”, es decir que puedan desempeñarse tanto de aleros como de ala-pívot. Habrá que ver si Cornley, Brown y Horton realmente dividen sus minutos entre las dos posiciones y le dan una mayor riqueza a sus planteles. En este grupo pueden sumarse “Tony” Danridge (Nacional) y Lamar Roberson (Sayago).

En lo que refiere a nacionalidades, el predominio estadounidense es abismal. Un par de boricuas en Atenas; un griego y un brasileño en Malvín, y un nacido en Trinidad y Tobago en el estudioso. En este apartado vale decir que de los nacionalizados apenas Newsome sobrevivió a la nueva regla de tres extranjeros en la Liga Uruguaya.

Por último, de los 40 foráneos confirmados menos de la mitad (18) ya jugaron en nuestro país. Hay 22 que debutarán en LUB. Aquí los extremos se dan en el misionero, con tres extranjeros que llegan por primera vez, y Biguá con tres jugadores conocidos del medio.

Si el cambio será positivo para la Liga lo dirá el tiempo. Lo que sí es seguro es que los tres extranjeros generaron un cambio en el armado de los planteles, y que a partir del viernes veremos cómo se refleja esto en cancha.