Capitol le ganó a Lagomar en un partido donde impuso su ritmo y defendió de gran forma. Habrá partido decisivo por el ascenso.

Resumen del partido

Segunda final, con un Lagomar que llegaba en ventaja y sabiendo que un triunfo lo depositaba en la LUB, al tiempo que Capitol no tenía mañana. El inicio demostró los nervios de ambos equipos, que defendieron de buena forma cerrándose para evitar puntos fáciles pero tuvieron malos porcentajes. Un doble largo de Cornely puso el 9-8 con que los del Prado ganaron el primer cuarto. Apenas un 5-0 de la visita en los primeros cinco minutos, con un triple de Bosca y una flotadora de Pereira le daban ventaja a los de Cal, pero los Álvarez comenzaron a atacar el aro con mayor agresividad para emparejar el juego. La generación de Lado para poner en juego a Cornely más triples del “Postre” y Lado sobre la bocina, tras una mala última ofensiva de Lagomar, dejaron el score 24-16 para el “Capi” de cara al descanso largo.

Agustin Zuvich fue absoluto protagonista del tercero, sacando faltas y corrigiendo tiros que estiraron la ventaja que fue hasta de 13 para Capitol, mientras del lado verde el “Manzana” mejoró y le dio gol a un equipo que no lograba encontrar juego. Cuando logró habilitar a Moultrie cerca del aro estuvo lo mejor de los del balneario pero jugando alto-bajo y también con Lado encontrando a Zuvich el blanquinegro se fue 10 arriba al último período. Lagomar aumentó su intensidad defensiva, presionó toda la cancha y atacó el aro con más agresividad para ponerse a cinco puntos faltando cuatro minutos para el final, a pesar de dejar varios libres, ante un Capitol que tuvo a Cornely con puntos importantes. Héctor Silva creció, tomando rebotes que cortaron la reacción de los de Cocchi y devolvieron la calma al equipo de las cinco estrellas. Libres de Cardozo y dos triples de “Cococho” prendieron fuego el cierre, pero esta vez Capitol fue certero desde la línea de libres para quedarse con el partido en cifras de 71-62 y forzar un tercer y decisivo partido en la serie.

UNO x UNO

LAGOMAR

García (5). 1T para el olvido, mejoró en el segundo, al menos en goleo. Larrea (5). Correcto, no encontró gol exterior. G.Álvarez (4). Se cerraron cada vez que quiso llegar al aro, repartió por momentos. El equipo necesita sus puntos. N.Álvarez (4). Sufrió en defensa, en ataque cuando fue agresivo logró marcar. Moultrie (6). Hiperdefendido, cuando pudo recibir gravitó.J.Álvarez (5). Dos bombazos sobre el final dieron esperanza, no alcanzó. Cardozo (4). En la intensidad defensiva y presión se justificó una reacción. En ataque no encontró espacios. Arrillaga (4). Poco en cancha. Cocchi (4). Le costó encontrar un equipo. Por momentos durmió jugadores afuera.

CAPITOL

Lado (8). Tic-tac, tic-tac. Un relojito. Marcó el ritmo. Pereira (5). En cuentagotas. Jugó el cierre en una pierna. Wenzel (4). Poco. Quiso pero no le salió. Zuvich (9). El destacado. 24+21. Bestial. Cornely (6). Alguna ráfaga, pero la preocupación con él abrió espacio a otros. Bosca (5). Una bomba y poco más. Silva (6). Creció sobre el final, cuando lo precisaron. Acosta, Gallo (-). Poco en cancha. Cal (8). En la defensa estuvo la clave del partido, y en ese sentido le cerró los caminos a Lagomar.

_______________________

Lo destacado

A veces brilla, a veces golea, pero el trabajo de Zuvich siempre es absolutamente clave en este Capitol. Tiro que sale del otro equipo y allá él volando a ganar un rebote más, cortina que se precisa la pone -y de las buenas-, corrige tiros, pone tapas, y en el poste bajo está siempre ganando la posición y listo para recibir. Modificó su juego cuando el “Capi” cambió de extranjero y siguió siendo clave. Determinante el oriundo de Remeros.

Lo distinto

El color de las tribunas fue un toque especial del partido, aunque en realidad del lado de Capitol podríamos empezar la discusión sobre si el blanco y negro son colores o no. Ya que no soy especialista en el tema, me quedo con tribunas llenas, globos, banderas y aliento para ambos clubes pero siempre con la mayor tranquilidad. Habrá una última final, linda chance de volver a llenar el Romeo Schinca y terminar el cascoteado Metro 2018 con una fiesta que coronará un ascenso, como debe ser.