La recorrida llega al corazón del barrio Colón. En la Av. Eugenio Garzón está ella, la siempre coqueta cúpula que ya se viste de gala para celebrar su centenar de años. Los gritos, los rezongos y las arengas vuelven a un rectángulo de juego tras un año de ausencia. El ingeniero Gerardo Jauri toma las riendas, se sube a la máquina blanca e invita a soñar a todos los Olimpistas.

-¿Cómo llegó la propuesta de dirigir a Olimpia?

Tras una año de inactividad, de un impasse, por el mes de Abril, Mayo, se me acercó Stagnari y Juan Barrio y yo ya en ese entonces había procesado mi año de descanso y había decidido, si surgía algo, retomar. Se encaminaron las negociaciones, la gente yo ya la conocía pero se sumó una linda propuesta para este año y seguimos adelante y así se dio la vinculación.

-¿Que tan gratificante es para un DT que lo llame una institución en una año tan especial para esta?

Primero siempre es lindo que un club con tanta historia se haya interesado en mí y este año para mí también es especial. Después de tantos años en Defensor Sporting, el retomar la actividad fuera de dicha institución lo hace especial. A su vez, Olimpia está atravesando un año especial, distinto. Por un lado es un orgullo y por otro es una responsabilidad grande en la cual trataremos de devolverle con mucho trabajo y con un equipo que trate de identificarse con la gente.

-¿Cómo viene siendo esta preparación?

Viene siendo como toda preparación. Hemos tenido algunos vaivenes que son lógicos porque ha habido alguna lesión puntual. La integración de los extranjeros fue lenta, uno de ellos a su vez tuvo una lesión. Kiril (Wachsmann) llegó y enseguida estuvo afectado a la Selección pero es un equipo que se está construyendo. Si bien hay algunas continuidades y con muchos jugadores sub 23 o algunos ya fichas como Abel Agarbado que va a ser el capitán pero venimos siendo un equipo que está en proceso de construcción pero que estamos haciendo el camino al andar.

-¿Estás contento con la conformación del plantel?

Yo creo que es un plantel competitivo, es bastante numeroso. Entiendo que va en nosotros tratar de conseguir los puntos adecuados para ser competitivos en todo sentido en esta Liga.

-¿Cuál es la principal fortaleza de este plantel?

Yo creo que es un plantel muy parejo y yo eso lo veo como una ventaja. Tal vez en determinadas situaciones y ante determinados equipos, que no haya una figura excluyente puede ser una desventaja pero eso es según como se trabaja al equipo y como funcionamos como tal.

-¿Que tan importante es jugar con jugadores que está adheridos a la causa?

Sin duda que eso para nosotros es clave. Ellos hoy tiene sentimientos especiales por esta institución, por ser de la casa. Esto no fue casualidad, fue buscado. Se trato de armar un equipo que esté arraigado a lo que se está viniendo. Agarbado va a ser el capitán y es de acá, Newsome manifestó su alegría de volver a su casa y así todo el plantel. Los sub 23 de la casa como Maximiliano Nobile y Juan Viana. Agustín Cabillón que pasó a ser el sub 25. La continuidad de Iván (Loriente) además de las incorporaciones de Kiril y Brian (García) que son jugadores que les importa el equipo como tal, estamos todos en la misma sintonía.

-¿Cómo pretendés jugar con este Olimpia?

En principio queremos ser un equipo intenso en todo sentido. Pero las palabras intensidad y dinamismo no son fáciles de llevarlas a cabo, es un poco lo que nos diferencia a nosotros con los equipos del exterior. Estamos buscando esa idea, es un proceso. Pretendemos ser un equipo aguerrido, que defienda duro pero lo estamos construyendo y vamos a entregar el máximo todos para sacar lo mejor como equipo.

-¿Cuál es el objetivo primario?

Un objetivo muy lindo sería entra en los playoffs. Lamentablemente a la institución en los últimos años no ha conseguido eso. Esto hay que ir paso a paso, hay que ir construyendo al equipo y yo soy de los que creo que los objetivos se van generando a lo largo de la temporada. Uno va proyectando y ahí se va viendo hasta donde se puede llegar pero en lo previo eso es un objetivo el cual todos deseamos alcanzarlo.

-Durante tu año de ausencia en la dirección técnica, ¿pudiste realizar un análisis detallado en donde lograste sacar conclusiones del básquetbol nacional actual?

Lo primero es que este año va a ser especial. Es la primera vez que todos los equipos van a a jugar con tres extranjeros y eso ya lo hace distinto. No recuerdo el año exacto pero los equipos del interior tenían tres extranjeros de cara a la Liga Uruguaya. Esto abre interrogantes que creo que el balance se debe hacer ya finalizada la temporada. La propia dinámica ha determinado una sangría de jugadores que se han ido pero también eso le va a dar oportunidad a varios jugadores jóvenes y de edad intermedia que ya tuvieron o van a tener sus minutos en la Liga y eso está bueno. Creo que va a ser un año particular que veremos como resulta.

-Cuando se planteó el tema de los tres extranjeros, ¿cuál fue tu primera postura?

Siempre para mi fue una incógnita. Yo entiendo que las rotaciones y la participación de jóvenes no son cosas que se decretan, hay dos componentes: el objetivo del equipo y lo que el joven brinda para llegar. Hay que tener un contraprestación de decir: “Yo quiero ser jugador de básquetbol”, “yo estoy a full en esto” o “yo quiero seguir creciendo”. Entonces si ese material está, con esa mentalidad, se da. Si está en la decisión de los técnicos, en determinadas situaciones, que las puertas estén y las oportunidades sean aprovechables. Es un complemento de las dos cosas, de la participación de la juventud. No se decreta y tiene que haber de las dos partes.

-¿Se puede trazar un paralelismo entre la realidad de la Selección y la realidad de la competencia interna?

Yo soy hincha de la Selección, como todo amante de este deporte. Yo hablo estando desde afuera porque no conozco la interna de la Selección. Se que se está haciendo un trabajo ordenado, consciente pero evidentemente la Selección tiene sus vaivenes y sus problemas. Es un año particular también porque hay varios de los jugadores que están jugando afuera. Eso por un lado es bueno, porque juegan a un buen nivel pero al mismo tiempo genera inconvenientes en la participación. Después obviamente los niveles de los jugadores de la Selección van de la mano del nivel que se juegue en la Liga. Cuanta mejor sea la liga interna, vamos a tener mejores jugadores del medio local para ir a la Selección.

-¿Cuáles son los candidatos para esta Liga Uruguaya?

Yo afirmo que los equipos se van viendo con el correr del torneo. Yo creo que no es alocado confirmar que los semifinalistas de la Liga pasada van a estar peleando este certamen. Malvín, Aguada, Defensor Sporting y Nacional pueden estar ahí, pero después está en cada uno del resto de los equipos. Todos tenemos nuestras aspiraciones de empezar a trabajar y empezar a meternos en puestos que tal vez no estábamos considerados, pero creo que eso es parte del proceso. Si bien el básquetbol es bastante lógico, esta liga es muy especial y eso puede traer algunos acomodamientos como han habido todos los años.