En la ronda de entrenadores de la DTA le llegó el turno del Danubio Fútbol Club. Álvaro Reinaldo, entrenador de la franja, charló con Básquet Total sobre como viene el proyecto, la preparación de cara al torneo y la expectativa del hincha danubiano con el Basquetbol.

-¿Cómo va la preparación del equipo de cara al comienzo del torneo?

Bien, venimos bárbaro el grupo esta muy unido, esta semana ultimando detalles, estamos entrenando prácticamente con todo el plantel completo. Por suerte venimos laburando muy bien, tenemos la presentación del plantel el martes en Larre Borges ante Paysandú, queda poco y ya estamos en la recta final.

-La participación de Danubio generó mucha expectativa, ¿eso genera más ansiedad de lo normal previo a un debut?

Sí, sin dudas. Genera un plus positivo y negativo, los nervios porque es un proyecto nuevo y por lo que generó en la barriada, en el club, es impresionante, nos tiene a todos asombrados. Más ansiedad tiene la gente, eso es lindo y disfrutable, pero nos da una responsabilidad extra de plasmar más que nunca lo que venimos entrenando hace meses.

-¿Cómo es el hecho de formar un plantel completamente nuevo y desde cero?

Es difícil, pero la base de nuestro plantel es de ex jugadores de Larre Borges, es decir que un porcentaje grande del equipo ya se conoce. Después, nuestro trabajo como cuerpo técnico es integrar a los nuevos pensando en un futuro plantel Sub 23 el año que viene. Eso genera una mezcla de experiencia y juventud, que esta bueno, porque los jóvenes empiezan a seguir los consejos de los más maduros y eso se hace positivo en los entrenamientos, nos potencia como equipo. Es difícil, pero se logra, sobre todo pudimos lograr un buen grupo, que es lo más importante, a veces tener tantas estrellas en un plantel es complicado de manejar, acá no pasa, somos un cuadro de obreros (risas)”

-Danubio tiene un plantel con experiencia y juventud, como debe ser para este tipo de torneos, ¿estás conforme con el plantel?

Sí, tenemos un presupuesto muy bajo, eso influye mucho, no tenemos el potencial económico, ni la historia. Entonces esos aspectos nos complican, hasta en cosas mínimas como un alquiler de cancha y jueces para un amistoso, que a otros clubes no les pasa. Nosotros arrancamos completamente de cero, pero por suerte se va logrando. La comisión de básquetbol labura muchísimo, son gente joven que da todo por este proyecto, muy emprendedores. El fútbol no está vinculado con nosotros, en un futuro participara más, pero a pesar de ese bajo presupuesto, la comisión directiva y el plantel está haciendo lo posible para que Danubio sea un equipo competitivo, y lo va ser.

-¿Cuál es la idea de juego de Danubio?

Quiero que mi equipo sea un equipo vistoso, mi objetivo primario con el plantel es que sea competitivo, que muestre un básquetbol moderno, dinámico y vistoso. Porque es un espectáculo, la gente paga la entrada y nosotros tenemos que responder y respetar eso, queremos que Danubio juegue un básquet vistoso y moderno. Nosotros somos un país que carece de gente grande, con altura, entonces tenemos que adaptarnos a eso y suplirlo con otro estilo de juego, con intensidad, corriendo la cancha, con goleadores fuertes del perímetro. Apuntamos a que el equipo sea rápido en las transiciones, intensos durante los 40 minutos y que muestre un buen básquet dentro de las posibilidades de cada partido.

-¿A que apunta el proyecto de Danubio Básquet?

Nosotros por reglamento tenemos una limitación, no tenemos oriundos para conformar el plantel, estamos apuntando a empezar a tener divisiones formativas, Sub 23, femenino y escuelita. Es un proyecto a futuro que venimos trabajando, que, si todo sigue acorde a lo esperado, empezará en el 2019. La DTA nos sirve como una vidriera de lo que es Danubio Basquet, que el proyecto se conozca y se mantenga. Y si nos va bien, porque no soñar con jugar El Metro en unos años… (risas)

-Danubio es un equipo popular en el futbol ¿Cómo imaginas el Romeo Schinca la noche del debut?

Por lo que se ve en el barrio, la gente del club y más, va a explotar. Hay mucha expectativa, niños, familia. Danubio es un equipo de barrio y de mucha familia, eso genera una ansiedad bastante grande en la gente. La comisión también esta haciendo un buen laburo, ya sea en Jardines como en redes, se mueve mucho, con la novedad de la camiseta, el socio básquet, esas cosas van generando una ansiedad en el hincha que es muy linda para nosotros. Ya lo hablé con los jugadores ese tema, el apoyo de la gente, que esperamos a 200, 300 personas por partido, que en DTA es muchísimo. Creo que el debut en el torneo va a ser un día muy lindo y emotivo.

-Para finalizar, un mensaje para el hincha danubiano

Al hincha de Danubio le digo que el plantel es consciente de lo que genera esta camiseta y su historia, la historia que tiene este club y su barrio, los jugadores están concientizados desde el primer entrenamiento la camiseta que van a defender, que van a representar, que no es solo a un equipo, sino a un barrio muy grande. Danubio tiene una historia muy rica, desde Lazaroff hasta hoy en día, en fútbol tiene muchísima historia y en básquetbol empezaremos a escribir esa historia en los próximos días. Al hincha le digo que se quede tranquilo que Danubio va a ser competitivo, va dar que hablar. Aunque es lo lindo que tiene este deporte, una pelota entra, otra sale, pero el compromiso del plantel para con la institución no se negocia.