Foto: Rodrigo López (Doble y Falta)

Seguimos pasando revista a los entrenadores de la DTA, y esta vez llegamos a Reducto para conversar con un debutante en lo que refiere a planteles mayores: Germán Cortizas.

 

¿Cómo te preparas para esta primera experiencia dirigiendo mayores?

Tengo un grado de incertidumbre, por ser la primera vez y sobre todo por no conocer la divisional. Me ha tocado jugar hasta en Liga Universitaria pero en tercera ni jugué ni dirigí, tampoco he asistido tanto como espectador. Conozco a los jugadores porque son los mismos que en segunda e incluso algunos juegan Liga Universitaria, pero siempre se escuchó por ahí que es un torneo especial y trataré de adaptarme a eso. Tengo una confianza enorme en los jóvenes, es un plantel con un presupuesto muy bajo donde apostamos a jugadores que quieren soñar, mostrarse, dar el paso adelante para ser jugadores de básquetbol y encuentran acá un lugar para poder hacerlo. Esperemos darle las herramientas y que ellos tengan lo suyo para poder hacerlo, va por ahí el proyecto.

En ese mismo sentido, ¿qué te sedujo de Reducto como para embarcarte en este proyecto?

Las personas que me llamaron me dieron libertad casi absoluta, sólo pusieron como condición respetar algunos jugadores que están jugando hoy por el club en Sub 23. La contra es que es el equipo que se armó más tarde de todos y no había tantos jugadores disponibles, pero estoy conforme con el plantel que se armó, a pesar de la carencia de jugadores altos, que igualmente creo que es un problema de todo el básquetbol uruguayo, aquí agravado por habernos armado tarde y con un presupuesto bajo.

Sobre el plantel, ¿por qué apuntaste a los jugadores referentes que lo hiciste? ¿Ya está cerrado o vas a sumar algún otro jugador?

Son todos jugadores que físicamente están bien, para poder jugar un juego dinámico, presionante y de bastante rotación. Las fichas más experientes también van en la misma línea. Aposté a ellos porque los conozco, tenían ganas y sé que tienen cosas para dar. El plantel no está cerrado, lo que buscamos es algún jugador que nos pueda dar defensa y rebote bajo la tabla, el perímetro si está completo.

En cuanto al cuerpo técnico, tenés la ventaja de estar formado como Profe y como Entrenador, ¿vas a trabajar con alguien más?

Lo voy a encarar bastante sólo, después se puede sumar alguien pero hoy realmente estamos con toda la energía puesta en cerrar el plantel. Por ahora estoy haciendo tanto el trabajo físico como en cancha, si se suma alguien sería una gran ayuda para mí.

¿Cómo evalúas esta preparación que se viene haciendo?

Empezamos tarde porque nos armamos tarde, y tuvimos dificultades también con jugadores en El Metro, igual que yo que estaba en el cuerpo técnico de Larrañaga. Desgraciadamente quedamos liberados, pero por el objetivo de Reducto fue positivo ya que pude meterme de lleno. El único jugador que nos está faltando es el “Manzana” (Nicolás García) que por suerte para él está jugando la final por el segundo ascenso con Lagomar.

Me adelantaste un poco, pero contanos más sobre el estilo de juego que buscas imponer en esta primera experiencia con un plantel profesional.

Vamos a tratar de darle dinamismo, correr la cancha y presionar todo el tiempo. Adelante queremos compartir el balón, que todos puedan anotar y sentirse importantes. Queremos tratar de identificar lo que mejor hace cada uno y ponerlo en esa situación. Defensivamente buscamos poner incómodo al rival, llevarlo al juego que no le guste jugar, obviamente a veces es posible y otras no porque ellos también juegan. La idea pasar por ahí.

Sos un entrenador que viene de las formativas, actualmente en Aguada, y apuntás a un plantel joven, ¿buscás acá también poder sumar a la formación de tus jugadores?

Sí, también el contexto lleva a que no se pueda acceder a otros jugadores, pero yo estoy conforme porque me parece que son jugadores con buena técnica, buen estado físico y lo que falta es que den un pasito más para su desarrollo. Acá van a tener la posibilidad, algunos lo harán y otros no, eso es normal, pero tengo confianza en todos ellos para que puedan darnos cosas. Hay que verlo en cancha, no es un torneo fácil, pero van a tener que “hacerse hombres” como quien dice.

Esta DTA está marcada por el retorno de Peñarol al básquetbol, ¿cómo ves para la divisional que equipos como Peñarol y Danubio se sumen?

En realidad como persona del básquetbol me encanta, me parece que no puede haber mejor cosa que más clubes y más aún si arrastran gente. Ojalá se sumen más clubes y la movida sea más grande, me encantaría que los clubes del interior se insertaran en estas competencias de alguna manera. Si vas al armado del plantel me parece que lo de Peñarol parece fuera de contexto, pero ellos pueden hacerlo y tienen todo su derecho, le da una atención a la divisional que sino no la tendría. Danubio es un equipo más de barrio, que mueve mucha gente también, pero que se armó más acorde a lo que la divisional está acostumbrada. Peñarol rompió todos los esquemas, sin quejarse, jugaremos con ellos con la mayor confianza.

Todos vemos a Peñarol como el candidato, ¿por dónde ves los ascensos?

Si uno va a los papeles Peñarol tendría que ser campeón invicto, porque los jugadores que llevó son de otro nivel, otra experiencia y además un plantel sumamente largo, pero hay que jugar. En El Metro dábamos a Cordón o a Unión Atlética como candidatos y sin embargo no pudieron subir, eso pasa en todos los torneos. Sin dudas Peñarol es el gran candidato si se dan cosas lógicas, pero por suerte esto es deporte. También veo bien armados varios equipos, Yale, Urupán, en una segunda línea que va a ser muy pareja y competitiva. Esperemos entreverarnos en esa línea, ser competitivos y luchar por una chance.