Lagomar en una temporada de ensueño se metió en semifinales por un ascenso a la Liga. Uno de los puntos altos en la clasificación fue Nicolás Álvarez, que luego de terminado el partido habló con Básquet Total.

El verde tuvo que pasar por la parte baja para llegar a esta instancia, algo impensado para Cocochito después de terminada la primera rueda del torneo: “Cuando arrancó el campeonato por ahí especulás que sí. Pero después se dio una racha de partidos negativos que perdimos en casa, fuimos a jugar la parte de abajo, fue un bajón anímico pero sabíamos que el grupo estaba fuerte, somos todos una familia. Ganamos los partidos de abajo y fuimos contra Colón, estábamos muy despiertos, muy vivos ese partido, ganamos y ahora estamos acá. Nos enfrentamos a Miramar, en una cancha difícil, ganamos allá y ahora ganamos acá”.

Post victoria ante Colón, Lagomar afrontó un largo parate, sin saber cuando volvía a jugar un partido que podía ser el último: “Fue muy difícil. Aparte también no sabíamos contra quien jugábamos, que iba a pasar con Cordón, quien quedaba primero hasta la última instancia. Nosotros teníamos que estar concentrados, entrenar duro. Fueron muchos días pero intentamos entrenar lo más duro posible y cuando volvimos a la cancha de Miramar, nos costó pero por suerte pudimos sacar ese partido, y ahora estamos acá, contentos de la vida.”

“Otra vez planteamos una zona y nos costó, nos volvieron a dañar ahí. Después fuimos al hombre y encontramos la solución. Es un equipo difícil, por algo salió segundo. Por suerte le pudimos ganar y ahora estamos para lo que viene”, comentó respecto a lo que dejó el partido.

También se refirió a lo que es jugar con Moultrie que la rompe partido a partido: “Es muy completo. No solamente rebotea, asiste, defiende. Brian (Moultrie) hace todo. Me pasa mucho que cuando quedo abierto, me pasa buscando, tanto a mí como a Gonza y a Javi (Álvarez). Es muy inteligente, no llega a los dos metros pero se revuelve ahí abajo. Lo de Brian es tremendo”.

 “Estamos todos muy metidos acá. No te da ni para pensar en lo que viene. Estamos a muerte con Lagomar, que es un club familiar. Cuando termine vamos a pensar en lo que viene, pero primero acá”. Por último agregó: “Había arrancado a entrenar, mañana (hoy) voy a ir a ver el entrenamiento, a hacer un regenerativo por lo menos. Pero como el torneo al atrasarse se juega muy seguido ahora, no me va a dar para entrenar. Pero obviamente lo primordial es acá”.