El retorno de Peñarol al básquetbol se va acercando y en Básquet Total te traemos la palabra de los diez jugadores confirmados por el mirasol para la próxima DTA.

Diego Álvarez

El base del equipo viene de jugar la pasada LUB y también la Liga Argentina. Sobre el retorno del carbonero dijo: “Tengo la mayor expectativa, un club tan popular y con mucha historia, que ha ganado sudamericanos y federales, es una lástima que haya estado tanto tiempo fuera del básquetbol pero hoy su vuelta es una realidad. La gente está entusiasmada, ilusionada, quiere que el campeonato empiece ya. Peñarol mueve mucha gente en el fútbol y en básquetbol no va a ser distinto. Estoy con la ansiedad de que vayan pasando los entrenamientos y jugar ese primer partido que va a ser algo muy lindo, la gente va a acompañar. Día a día pienso y sueño en jugar con la camiseta de Peñarol”.

Álvarez también habló sobre los objetivos para esta temporada: “Ser parte del primer equipo en su vuelta al básquetbol es algo muy lindo, ojalá los objetivos que nos propusimos los podamos cumplir y en dos años estar jugando Liga. Hay que ir de a poco, enfrentar esta DTA de la mejor manera y no sólo ascender sino lograr el campeonato. Estar en la historia de Peñarol por ser parte de esta vuelta y lograr un título sería algo muy lindo”.

El base dejó de lado ofertas de Liga Uruguaya por esta oportunidad, y así lo explicó: “No la vi tanto por el bajar de divisional y jugar DTA en vez de Liga, sino que Peñarol es Peñarol, las comodidades son las de un equipo de LUB entrenando en el Palacio y jugando la mayoría de los partidos ahí. Si bien tenía ofertas de Liga Peñarol me sedujo más, poder ganar el campeonato, ganar en competencia, tener más partidos durante el año. Si todo sale bien juego DTA, Metro y luego ir a Argentina o jugar la otra Liga. Yo sentía que me estaba quedando corto jugando 30 partidos al año, estaba más tiempo entrenando o afuera de la cancha que jugando que es lo que más quiero. Esta oportunidad me permite mejorar en eso, jugar cerca de 80 partidos en el año y además que sea Peñarol”.

Gonzalo Rivas

Otro que deberá conducir al equipo es el oriundo de Tabaré, quien también jugó LUB en Urunday Universitario y Welcome. Al respecto del regreso del aurinegro comentó: “Me cuesta imaginar cómo va a ser la vuelta, al ser un club tan popular pienso que va a haber mucha gente con la ilusión de ver a Peñarol en el básquetbol. Está muy bueno formar parte de esto”.

También hizo referencia al equipo que ha armado el carbonero y haber sido elegido para formar parte: “Me parece q se está armando un plantel muy competitivo, con las pretensiones de pelear arriba. Me pone contento que hayan pensado en mí, espero poder dar lo mejor para que nos vaya bien”.

Damián Blazina

Será uno de los escoltas y tiene muchas expectativas con respecto a la escalada de Peñarol: “Me lo imagino subiendo en esta DTA y el Metro 2019. Estoy entusiasmado por jugar en el Palacio y disfrutar cada partido terminando con el ascenso”.

Luego de destacarse en un par de metros en Miramar, más un pasaje por la LRBS y LUB en Olimpia, Damián se suma a este proyecto al que dio preferencia ante otras opciones: “Elegí Peñarol por un lado la cantidad de meses que estoy jugando, y por otro jugar en un cuadro que tiene un proyecto ambicioso de ascender a la LUB, quiero ser parte de eso”. En el mismo sentido resaltó: “Estoy contento que me hayan elegido para ser parte de este proyecto, voy a dar lo mejor”.

Por último hizo referencia al plantel que se está conformando: “Del equipo que se armó sólo jugué con Botta, pero espero que seamos un equipo sólido”.

Juan Wenzel

Uno de los nombres de experiencia nos contó su expectativa para el regreso de Peñarol: “Me siento muy contento de formar parte de este proyecto. Imagino el Palacio con gran presencia del pueblo carbonero, seguro va a ser una fiesta”.

El hombre vinculado a Capitol y Trouville confía en el equipo que se ha montado: “La verdad q se está armando un gran plantel con nombres importantes para la divisional”.

Con un apellido muy relacionado a la historia del mirasol en el básquetbol, Wenzel nos contó cómo se siente formando parte de este esperado retorno: “Es un orgullo ser parte! Ni bien me enteré que  Peñarol volvía a competir me generó mucha ilusión, muchas ganas de poder integrar el plantel. Por suerte se pudo dar y estoy muy agradecido”.

Iñaki Erroizarena

En el otro extremo está el más joven de los jugadores que han sido confirmados. El oriundo de Malvín contó sus primeras sensaciones: “Peñarol está haciendo las cosas bien, es un club ganador y que apuesta a algo grande. La gente está entusiasmada con la vuelta de Peñarol al básquet, hay una repercusión enorme en las redes sociales, ahí puede ver el entusiasmo de la gente. Apenas se oficializó mi fichaje hinchas de Peñarol me escribieron felicitándome y dándome para adelante, me hace feliz formar parte de este retorno histórico de Peñarol al básquet, y sobre todo que me va ayudar a crecer como jugador”.

El alero que jugó su primer metro en Auriblanco se sumó rápidamente a los trabajos con el cuerpo técnico aurinegro: “Apenas termine el Metro comencé a entrenar la parte física con el profe de Peñarol (Nacho Silva) y ayer lunes comencé los trabajos en cancha”.

Iñaki es una de las apuestas del carbonero, ya que podrá ocupar lugar de Sub 23 tanto en el Metro como en la Liga en caso de lograr sucesivos ascensos: “Es una satisfacción muy grande para mí empezar a formar parte en esta nueva historia del club. Que Peñarol me tenga también como un proyecto a largo plazo me da la tranquilidad que estoy haciendo las cosas bien en el día a día, y que el trabajo de años va dando sus frutos. Es una oportunidad única para seguir creciendo, para seguir mejorando y para seguir agarrando experiencia, me siento bien con todo lo que está por venir”.

Imanol Asaravicius

El alero formado en Defensor Sporting dio su visión sobre lo que implica el regreso del mirasol a la competencia: “Me lo imagino de la mejor manera, a uno le gustaría que sea una fiesta, pero hay que respaldarlo con trabajo diario, compromiso, entrega y no olvidarnos de la institución a la que estamos perteneciendo. Peñarol al ser un club tan popular va a tener una repercusión mediática y expectativas muy superiores a la media, tendremos que aprender a lidiar con eso. Para mí es un honor pertenecer a una institución tan grande deportivamente, si no es la más grande del país”.

Asaravicius nos contó que lo hizo inclinarse por formar parte de este equipo: “Me motiva que sea Peñarol, es el deseo de mucha gente poder pertenecer a esta institución, y ni que hablar de la oportunidad que es para seguir desarrollándome como jugador y como persona. Ni que hablar de que el hecho de que esté Diego (Castrillón). que nos conocemos hace muchos años, y todo el cuerpo técnico que está detrás con Luis (Pierri) que también es un referente del básquetbol uruguayo también motiva. Vamos a poder trabajar todos juntos de forma seria para llevar adelante este proyecto de la mejor manera”.

Alejandro Pérez

“La verdad que lo imagino con un Palacio con muchísima gente, donde los hinchas de Peñarol van a vivir lo que hasta hace poco era algo impensado, que su equipo vuelva a competir luego de 21 años, un ambiente hermoso para jugar y con un enorme desafío deportivo, sabiendo la responsabilidad que tenemos en cuanto a lo que podemos transmitir al hincha desde dentro de la cancha” dijo “Pepusa”, de dilatada carrera y que será uno de los referentes del aurinegro.

En el mismo sentido el actual ala-pívot de Cordón dio su visión sobre el grupo de trabajo que se ha conformado: “El equipo tiene un mix de juventud y experiencia,  pero además una cuota importante de talento y carácter que es vital para este paso inmediato que tenemos por delante, junto a un entrenador que seguramente va a tener mucha llegada dado el poco tiempo que hace que dejo la actividad. Esto junto a la disposición al trabajo esperemos que dé sus frutos”.

Maximiliano Botta

“Imagino una vuelta de muy buena manera, hay un buen proyecto detrás de todo esto, esperemos que salga todo bien y ascendamos” comenzó diciendo.

El alero o ala-pívot, formado en Biguá y que jugó la última Liga en Larre Borges y el presente Metro en Miramar fue la primera contratación de Peñarol de cara a esta DTA, y nos habló del equipo que se ha ido armando luego: “Fui el primero si, veo un plantel bueno, se siguen sumando jugadores, tenemos un buen nivel de jugadores para la divisional”.

Brian Craig

El nacionalizado, una carta muy destacada para la divisional, contó cómo vive esta nueva oportunidad en nuestro medio: “Me imagino que esto es algo que los hinchas de Peñarol esperan hace mucho tiempo, y me siento honrado de ser parte de la historia que va a venir.”

A su vez Craig, que jugara la pasada Liga por Urunday Universitario, habló de la huella que pretende dejar en la institución: “Es un largo camino que tenemos que recorrer, pero creo que puedo ser parte de establecer una buena cultura de ética de trabajo duro que será parte de Peñarol tanto hoy día como en el futuro”.

“Lo veo como una oportunidad para el básquetbol uruguayo en general, es algo que va a elevar el nivel de competencia e inspirar a las generaciones jóvenes a meterse aún más en el juego” dijo al respecto del impacto que puede tener el carbonero en el deporte de la naranja.

Ignacio Guerra

El pívot destacó el pasado glorioso del aurinegro: “Me imagino que esta vuelta va a ser con mucha fuerza, Peñarol está apostando a llegar a primera lo antes posible y ser competitivo en la Liga también, manteniendo el nivel que tuvo históricamente. Es un orgullo ser parte, es un club grande en fútbol que también tuvo su historia en el básquetbol”.

“Nacho”, formado en Defensor Sporting por el propio Castrillón, y con pasajes por selecciones uruguayas, había dejado de jugar en los últimos años, pero esta opción le atrajo lo suficiente como para volver a las canchas: “No tenía pensado volver a jugar, pero Diego (Castrillón) me mandó un mensaje, me contó la propuesta y me atrajo mucho. Yo soy hincha de Peñarol, es un club grande y además al empezar en DTA hace que si bien hace dos años que no juego sea un buen nivel para volver”.