Cordón derrotó como visitante a Atenas 61 a 60 por la última fecha de la Copa de Plata de la Liga Femenina de Básquetbol, dejando pendiente la clasificación a semifinales de las Alas Negras en manos del pico que falta jugar entre Aguada y Deportivo Paysandú.

Las locales iban por meterse en semifinales aunque en la previa el panorama parecía muy complicado, ante un visitante que ya había asegurado el "1". Ricardo García comenzó alineando a Mayra Gómez, Rocío Mot, Fiorella Garbarino, Fiama Fernández y Eugenia Marset. Por su parte, Ernesto Dorrego arrancó con Victoria Álvez, Meilys Sánchez, Zuleika Pages, Sofía Cruces y Silvina Páez.

A pesar de las diferencias en la tabla de posiciones el trámite del partido fue parejo. Cordón tomó primeras diferencias con Sánchez, pero Fiorella Garbarino y Gómez mantuvieron a las suyas a un doble al término del primer cuarto.

Luego de un chato segundo chico que terminó 8-6 en favor de la visita, Atenas demostró lo mejor de su juego en el tercer período. García acortó la rotación debido a la importancia del punto y encontró resultados. La entrada de Micaela Garbarino sumó y el quinteto en cancha repartió el goleo. Pero las de la calle Galicia también tuvieron su respuesta y encontraron en manos de Sánchez y Páez (que entre ambas anotaron 16 de los 24 del equipo en el chico), la posibilidad de liderar por un doble al último descanso.

En los últimos diez las Alas Negras se ilusionaron con la hazaña que las hubiese depositado en semifinales de la mano de Gómez. Pero el perímetro de la visita lo cerró mejor, importante lo de Álvez con un triple clave, sumado a otros puntos en su mano y lo de Sánchez que con doble terminó por cerrar el partido.

La goleadora fue Meilys Sánchez con 28 unidades seguida de Victoria Álvez con 11. Del lado contrario, Mayra Gómez anotó 22, seguida de Fiorella Garbarino con 17 y Rocío Mott con 14.

Ahora, la clasificación de Atenas a semifinales quedará a la espera del pico entre Paysandú y Aguada a disputarse el día viernes. Para que esto se dé, deberán ganar las rojiverdes o que el Paysa gane por 40 puntos o más. Al partido le resta un cuarto y 1:07; y el triunfo parcial es para las de La Blanqueada por 11. Parece difícil para las albicelestes pero la esperanza es lo último que se pierde.