Cordón logró un triunfo sufrido ante Larrañaga y tras el encuentro hablamos con el entrenador albiceleste, Diego Palacios.

“Entramos excesivamente ansiosos por tratar de cambiar la cara del partido pasado. Por suerte en el segundo tiempo nos tranquilizamos un poco y volvimos a hacer las cosas que veníamos logrando habitualmente”, comenzó manifestando.

Cordón con esa ansiedad, excedió por momentos el tiro exterior: “Equivocamos mucho los caminos en el primer tiempo, excesiva cantidad de tiros de tres puntos, pero aparte con efectividad bastante escasa. En otros partidos de repente venís bien y las tiras, hoy veníamos mal y por suerte nos acomodamos”.

Sin hacer gran encuentro, el albiceleste de todos modos se mantuvo en pie tras el primer tiempo: “Fue lo que hablamos en el entretiempo. Estábamos jugando pesimamente y nos manteníamos a cuatro puntos. En el primer tiempo tuvimos la vuelta de Renzo, a quien estábamos anhelando y la verdad jugó bárbaro, cerró bien la primera parte, no sólo por el tiro de tres puntos, sino por lo que hizo defensivamente. En el tercer cuarto jugó muy bien y con experiencia trató de ordenar la cancha”.

Cordón previamente parecía ser un equipo ofensivo, sin embargo en el año ha realizado una gran tarea en defensa: “En los momentos que estamos concentrados, tácticamente es un equipo muy inteligente y nos da las posibilidades de ejecutar diferentes cosas. Ahí está el éxito defensivo, aunque en los papeles no parecía que teníamos un gran equipo defensivo, pero en el torneo llevamos una gran tarea en este aspecto”.

Habló sobre como encaran esta recta final de El Metro: “Nosotros entrenamos el partido a partido. Bohemios si gana todo, llegamos igual uno arriba, entonces tenemos la calma y paciencia de saber que dependemos de nosotros. En el día a día, nos enfocamos en tratar de llegar lo mejor posible al próximo partido, no al final, sino al siguiente”.