Lucas Bonet jugó un gran encuentro y además puso la última bola para que Sayago se quedara con el clásico ante Olimpia. Tras el triunfo fuimos a buscar la palabra del Sub 23.

“Un partido interesante, que estuvo salado desde el primer minuto. En el tercer cuarto, que habíamos sacado una diferencia, pensamos que iba a ser un poco más fácil el final, aflojamos, lo trajeron de vuelta y en el final estuvo intenso”, comenzó manifestando.

Lucas contó cómo vivió la última jugada definitoria: “En realidad me quedó la pelota y me mandé, fue lo que me salió. En el momento veo a un compañero sólo, pero también el hueco y tuve la decisión de ir para mandarla a guardar”.

Habló de su actuación personal a lo largo del encuentro: “Al principio quedaron los tiros, después la pelota comenzó a circular un poco más y no me quedó tanto, pero al final estuvo bien dividido el goleo de todos los compañeros, como durante todo el partido”.

Sayago venía de haber ganado el clásico Sub 20 hace pocas semanas: “Habían ganado los gurises allá, ganaron acá también. Metiéndole van a ir saliendo mejor las cosas de aquí en adelante”.

Equipos con situaciones muy distintas en la tabla, pero hizo mención a dónde estuvo la ventaja: “La falta de Viana, Nobile y Martínez, fue su principal déficit y supimos aprovechar esa ventaja”.

Sayago recuperó dos piezas importantes, Nahuel Lemos y Tomás De León: “Lo hablábamos recién, da mucha ayuda jugar con ellos, es más fácil ya que no tenemos que hacer el trabajo sucio, no nos preocupamos tanto por rebotear, ni por que los grandes nos goleen. Gracias a eso, nos queda lo sencillo a nosotros”.

Ya casi sin chance de pelear por un lugar en playoffs, contó cuál es la postura del plantel: “Ahora no tenemos chance de entrar entre los cuatro, pero igual estamos decididos a pelear punto por punto para hacer lo mejor posible”.