Miramar le ganó al líder Cordón por 82-64, con un gran segundo tiempo y Damián Blazina jugando de forma excelente para que los monos continuen soñando con pelear el ascenso.

Resumen del partido

El inicio del partido en el barrio Belgrano fue muy malo, bajo score y más bajo el nivel colectivo de ambos. Pasada la mitad del primer chico, Miramar rompió la paridad del encuentro con bombazos de Cervi, en dos ocasiones y Diego Olivera en otra. El albiceleste con buenos minutos de “Pepusa” Pérez y Della Mea achicó la renta que había sacado el local, para irse perdiendo 17-16 al final de los primeros diez minutos.

En el segundo período, a Cordón le costó llegar al gol, Miramar defendió bien las ayudas a “Pepusa” Pérez y con Drakeford bien acompañado de Blazina en el ataque “los monos” continuaron dominando el score. A pesar de que los dirigidos por Palacios tuvieron a Dida encendido en el poste bajo, Miramar nuevamente desde el perímetro abrió diferencias con Damián Blazina en gran nivel, para irse al descanso ganando 34-28.

Miramar comenzó el complemento más enchufado y con triples tanto de Lewis como de Viotti abrió diez. Pero Cordón ajustó la defensa, mejoró la marca de Blazina y esto le posibilitó correr la cancha, con Modernell y Pérez como baluartes en ofensiva. Cuando parecía que la visita reaccionaba, los dirigidos por Yaquinta fueron un aluvión. Con un Tino Viotti deluxe, Blazina imparable en el uno contra uno y la destacada labor de Diego Olivera en defensa, “los monitos” se fueron al epílogo ganando 55-43.

Promediando la mitad del último cuarto, el local abrió 22 puntos de renta ante la mala toma de decisiones de Cordón en ataque. Miramar aprovechó esto y mostró su mejor versión en el partido, con Wohlwend ordenando al equipo desde la base y Damián Blazina en una noche brillante encaminó la victoria rápidamente.

Triunfo formidable de Miramar ante Cordón, por 82 a 64. Con un gran segundo tiempo e individualidades en gran nivel, “el monito” le ganó al líder del torneo y continúa soñando con pelear el ascenso.

UNO x UNO

MIRAMAR

Wohlwend (6): Jugó un gran segundo tiempo, manejo los tiempos de su equipo. Blazina (8): La rompió. El destacado. Viotti (7): Notable ingreso, aportó puntos importantes en momentos claves. Botta (4): Se cargó rápidamente de faltas. Drakeford (7): Jugó un gran primer tiempo. Rendidor. Lewis (5): Aportó en los pocos minutos que tuvo. Cervi (6): Buen primer tiempo con su clásica mano. Olivera (7): Partidazo del capitán de los monos, vital en la defensa. Yaquinta (7): Leyó muy bien el juego, supo leer falencias del rival y llevar a Cordón a un juego que no le conviene.

CORDÓN

Bartesaghi (4): Inició bien, luego decayó. Della Mea (4): Tuvo algún chispazo, nunca pudo contener a Blazina. Modernell (5): Una de cal y una de arena constante. Pérez (6): Entreverado, aun así fue de lo mejor de Cordón. Dida (6): Cuando se lo buscó, respondió. El mejor. Fernández (4): Escaso aporte. Lazzaroni (3): Desconocido. Djellatian (4): No desentonó. Planells (-): Pocos minutos. Palacios (5): Nunca le pudo encontrar la vuelta a la defensa de Blazina y en ataque dependió mucho de sus individualidades.

_______________________

Lo destacado

La camiseta de Miramar a Damián Blazina le queda pintada. Rinde siempre. Viene teniendo un gran torneo la volvió a romper en el enorme triunfo ante. El número “1” del conjunto de la calle Santiago Gadea desniveló constantemente jugando en el 1x1 y fue vital en el triunfo que les permite a los monos seguir peleando por el ascenso. Blazina culminó su gran actuación con 16 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias.

Lo distinto

Diego Olivera es de esos jugadores experientes que si o si tenés que tener en un torneo como El Metro. El capitán de Miramar jugó un partidazo, como hace 11 años atrás, en el Metropolitano 2007, donde Diego defendía a Tabaré y con un triple desde más allá de la mitad de la cancha le ganó sobre la hora a Cordón y consiguió un histórico y memorable ascenso a la Liga Uruguaya. Esta vez no metió un triple de la mitad de la cancha, pero jugó un partidazo y colaboró para el triunfo que les permite a los monos seguir soñando despiertos. “Lo distinto” será cuando Diego Olivera juegue un partido malo enfrentando a Cordón, el albiceleste es un rival que le sienta bien al capitán de Miramar. ¿Se volverán a cruzar en el torneo?

Galería de Fotos