Bigúa superó como local a Atenas por 92 a 60 en la cuarta fecha de la segunda rueda de la serie Liga del Torneo Nacional Sub 23 y sigue pisándole los talones a Malvín.

Para el inicio del partido, Pablo Ibón eligió comenzar con Hernán Álvarez, Santiago Russi, Marcos Geller, Nicolás Andreolli y Juan Martin Cajeli en el equipo local. Por parte del visitante, Martín Frydman mandó a la cancha a Gonzalo Brea, Bruno Fernández, Nicolás Tinte, Agutín Pose y Ezequiel Silveira.

El primer cuarto fue superior Bigúa, planteando una defensa sólida y pegajosa al hombre, casi sin dejar muchas opciones de juego a Atenas. Tras recuperar la pelota, el pato salía rápido en contragolpe y no perdonaba. Las alas negras sólo pudieron acercarse con alguna bandeja entre tanta defensa y mediante tiros libres. El marcador acabó con un 20 a 9 favorable al local.

En el segundo cuarto, el local mantuvo una ofensiva que mueve mucho la pelota por el frente de ataque, pero en defensa se cargó muy rápido de faltas personales. y antes de los cinco minutos estaban en colectivas. Sin embargo esto no fue algo que Atenas lograra explotar adecuadamente. El descanso largo encontró los de Villa Biarritz ganando por 41 a 23

El segundo tiempo comenzó con un mejor manejo ofensivo por parte del ateniense, generando más jugadas ofensivas y siendo mucho más agresivo. Ganando muchos rebotes bajo su aro y marcando de segunda oportunidad, lograron llegar a descontar a nueve puntos, pero tres pérdidas de forma casi consecutiva en la salida le permitieron al pato marcar seis puntos y forzó al técnico visitante a pedir minuto. Brea arrancó poniendo un 5–0 cuando el partido se reanudó que prometía, pero nuevamente apareció el buen juego colectivo de los dueños de casa para poner el marcador del tercer cuarto en 61 a 42 para el último descanso.

Ya el último periodo fue un trámite, a pesar de que Santiago Pratto lo intentó de todas las formas posibles, ya no había vuelta y fue triunfo del pato de Villa Biarritz por 92 a 60