Auriblanco consiguió el primer triunfo del campeonato, fue como local ante Olivol Mundial. La figura del papal fue Andrés Piñeiro quien dejó sus palabras finalizado el encuentro.

Llegó la primer victoria después de 12 partidos: “La estábamos pasando muy mal, creo que la fortaleza del grupo fue lo primordial y creo que por ese lado la pudimos sacar”.

“Creo que últimamente nos estaba pasando que lográbamos tener los partidos cerca de la victoria y ante la primer racha negativa nos veníamos abajo. Hoy cuando tuvimos la racha negativa fue cuando más fuerte nos pusimos en defensa y logramos sacar el partido”, esto dejó sobre una de las claves que tuvo el papal para quedarse con el juego.

De la zona, la marca sobre Curtis y lo que aportaron varios jugadores en ofensiva, dejó: “Son partidos, otros días pasa por las manos de otro y hoy me tocó a mí. Creo que Rod tuvo en desventaja ante Curtis. Pero hoy me tocó a mí y logramos la victoria”.

“Necesitamos mucho de todos y como dice Mauricio siempre tenemos que dar una opción más. Hoy creo que Gentini dio una muy buena mano, Rod se prendió en defensa y en el final cuando teníamos que estar fuertes, lo estuvimos”,  concluyó.