Facundo Ferreira fue figura en Stockolmo para vencer a Larrañaga y seguir con la ilusión de meterse arriba.

Las primeras sensaciones del mercedario fueron las siguientes: “Fue un partido trabado, mal jugado, pero veníamos de perder un partido increíble con un triple y foul que nos podría haber acomodado más arriba, por eso teníamos que ganar, por suerte se nos dio”.

Stockolmo fue superior durante varios lapsos en el juego, pero no lo confirmó en el score: “Fue increíble porque sacábamos diez y sin darnos cuenta siempre los teníamos ahí, y en el final ellos nos sacaron seis. Pero se cargaron de faltas en el último cuarto muy temprano, y nosotros empezamos a cargar abajo y poner los libres”.

En el cierre Ferreira fue inteligente para postearse sobre Emiliano Suárez: “Había que utilizar la ventaja. En el final tuvimos suerte que Seba (Vechtas) metió dos bombas de afuera, pero si no se te cierran todos y es muy complicado. Por eso había que forzar para poder anotar desde el libre”.

Sobre los momentos de cada jugador y su rol de asumir en momentos complejos, dijo: “Acá todos tienen la confianza, cualquiera que entra, somos todos iguales. La idea es asumir en el momento complicado, pero siempre sabiendo donde está la ventaja y donde están los roles”.

De cara a la última fecha analizó: “Está todo muy apretado, la clave nuestra está en el trabajo de scouting para controlar las principales virtudes del rival. Pasa por ahí”.