La última fecha del clasificatorio de El Metro regalará una definición para alquilar balcones con seis equipos igualados en busca de cinco lugares. Ellos son, 25 de Agosto, Bohemios, Larrañaga, Miramar, Stockolmo y Unión Atlética.

El primer objetivo es ganar, ya que cualquiera de los seis equipos logrará clasificarse a la serie por el ascenso si logra el triunfo.

Los cruces establecen que todos los equipos salvo 25 de Agosto y Unión Atlética -que se enfrentan entre ellos- tienen al menos asegurado un desempate. Recordamos que en caso de empate entre tres o más equipos, sólo dos jugarán partido desempate. Por lo que en caso de que igualen más de dos con el noveno, los peores, según sistema FIBA, disputarán esa instancia extra.

Además del cruce que mencionamos en el que leones y azulgranas chocarán en Capitol, los otros partidos que influyen en esta definición son: Miramar-Capitol, Larrañaga-Cordón (en Olivol) y Larre Borges-Stockolmo y Bohemios-Tabaré.

Visto esto, analizaremos las posibilidades de cada equipo de clasificar perdiendo, en caso de igualar ante más de dos equipos.

25 de Agosto

Es el más comprometido de los seis. Si es derrotado y alguno de sus rivales directos también pierde disputará el desempate sí o sí. Si todos ganan, quedará abajo.

Bohemios

El sistema FIBA le sonríe al marrón que en caso de perder y que otro de los que pelean (sin ser UA y 25) pierda, sólo tres combinaciones lo mandan a un partido adicional: que además de su derrota y los triunfos de Miramar y Cordón, no ganen 25 y Larre (ambos).

Larrañaga

Una victoria del azulgrana, junto a una derrota de uno de sus rivales directos (sin ser 25) prácticamente lo mete adentro, con la excepción de que también ganen Bohemios, Miramar y Larre. En caso de que gane el León, el panorama cambia completamente para los de Gonzalo Fernández, que en ese caso deberán disputar un desempate.

Miramar

Para el Mono el panorama es más complicado. Perdiendo, sólo se mete directo si ganan Unión Atlética, Larrañaga y Larre Borges.

Unión Atlética

Los de Nuevo Malvín saben que una victoria de Capitol y una derrota de uno de sus rivales directos (sin ser 25) los hace zafar del desempate. Esto tiene una sola excepción, que es que además ganen Tabaré, Larrañaga y Stockolmo. Aunque en caso de derrota, los de Frydman saben que pueden ir a la permanencia si el resto de equipos que luchan por su lugar arriba ganan.

Stockolmo

Los de El Prado en caso de derrota dependen de Cordón. Si el albiceleste gana, la "S" se meterá arriba hasta perdiendo, sin necesidad de desempate.

 

La emoción para la última fecha está asegurada. Y la calculadora será parte de los implementos que los hinchas no deberán olvidar llevar en la noche del martes.