Larre Borges se quedó con un partido importantísimo ante Tabaré, rival directo en el fondo de la tabla, y allí se destacó Joaquín Jones, quien estuvo los 40 minutos dentro del rectángulo de juego, con gran actuación tanto en defensa como en ataque.

Joaquín se cargó el equipo al hombro en el final para llevarse la victoria: “Fue un buen trabajo del equipo, ayudaron en la defensa, en los momentos claves Tim (Jennings) puso puntos muy importantes, cada uno aportó su granito de arena y al final me tocó meter los libres, más agarrar algunos rebotes, pero todo es debido al trabajo en grupo”.

Larre comenzó de la mejor forma, pero de a poco se fue quedando en el partido, hasta que en el final volvió a levantar: “Empezamos muy bien, con gran actitud, pero la realidad es que somos dos cuadros muy parejos, ninguno de los dos viene bien pero ambos tenemos buenos jugadores. Emiliano (Serres) se mandó un partidazo, cada uno de ellos aportó cosas y era visto que no iba a ser como el arranque, se emparejó, pero por suerte lo pudimos cerrar mejor y llevárnoslo”.

En lo previo era un partido importante por la semejante situación de ambos equipos y sin dudas el punto valió más que sólo eso: “Como dijo Daniel (Lovera) en el vestuario, era la primer final que jugábamos en el campeonato y así intentamos jugarlo, por momentos se dio, por otros no, pero es un punto muy importante, le sacamos dos de ventaja a ellos en la tabla y si bien este no era nuestro objetivo, es en lo que estamos pensando ahora, así que nos da para respirar un poquito y afrontar lo que viene con un poco más de aire”.

Fue figura con un doble-doble y se hizo notorio el trabajo de preparación que lleva junto al Seleccionado U21 de cara al Sudamericano: “El partido se dio gracias al equipo que en el ataque me dio los espacios, en defensas bloqueó bien al extranjero y pude agarrar rebotes. Con respecto al Sudamericano ojalá me toque estar, todavía no está la lista definitiva, pero sería un sueño y me agarra en un gran momento si me toca”.