Stockolmo venció a Larrañaga 76-72 con gran cierre de Facundo Ferreira y Sebastián Vechtas y llega a la última fecha con chances de meterse entre los de arriba.

Resumen del partido

Pese al frío un buen marco de público acompañó al local en una noche donde los dos equipos se jugaban mucho. Comenzó mejor el azul con Luis De León rugiendo en cada penetración el alero también lastimó a distancia y lideró a su equipo para sacar 10 (18-8) cuando varios todavía no habían calentado el asiento. Gabriel le jugó el mano a mano con éxito a Monteverde, el dueño de casa estaba cómodo en el juego. La visita cambió el trámite desde la intensidad defensiva y se puso a una bola con un doble largo de Sánchez (19/17).

El segundo fue parecido pero menos goleado, por no decir que fue una doma que queda espantoso. Stockolmo sacaba diferencias con el mejor pasaje de Nobile en la noche, pero desde la generación de Sarni, la defensa en zona 2-3 y puntos de un anárquico Roberson emparejaba el Larra, sin jugar bien. Los de Zaballa se fueron con un justo 35-31 al descanso largo.

La "S" entró de aro cerrado al complemento y Viana se sacó la mufa del primer tiempo con cuatro puntos seguidos para igualarlo. El zurdo fue la gran figura con ocho de los doce puntos de su equipo en el cuarto, llegó a pasar el milrayita que tuvo como principal virtud dominar el rebote ofensivo para tirar más de una vez por ataque pero el local con libres de Vechtas terminó cerrando arriba por mínima.

El último fue electrizante, se jugó a morir. Cavalli puso un bombazo que parecía de quiebre cuando promediando el período Stockolmo abrió seis de diferencia. Pero Viana respondió con ocho puntos consecutivos, se sumó un doble de Ledanis y robo con conversión de Sarni. Larrañaga no solo despertó a tiempo sino que sacó seis. En ese momento apareció la gran figura de Facundo Ferreira, llevó a jugar físico a Emiliano Suárez, le sacó faltas y puso libres. Para colmo, Gonzalo Fernández se enojó en demasía y recibió dos técnicos de un Bartel de pocas pulgas. Ferreira no falló desde el personal, con la frialdad de los jugadores con clase, entraron iguales a los dos minutos finales.

Ahí el protagonista fue Vechtas, primero con un doble largo que una avivada de la mesa transformó en triple, y luego con el bombazo que hizo al azul acariciar la victoria que el propio Ferreira se encargó de sentenciar. Larrañaga se enojó con el entorno y se fue de partido, quizás con algo de razón, aunque terminó cerrando muy mal un punto clave que a escasos minutos del cierre tuvo en sus manos.

UNO x UNO

STOCKOLMO

Nobile (7): Alternó más buenas que malas, fundamental en el segundo cuarto, se venía apagando en el cierre cuando salió por quinta. Bertolini (3): Tomó buenos tiros, una de esas noches donde el aro fue un hoyo de golf, no le entró una. Ferreira (9): El destacado. De León (6): De León a gatito. Gabriel (7): Cerca del aro falló poco, metió un triple importante. Vechtas (8): Puso los dos tiros ganadores. Arregui (4): Demasiadas faltas en su lucha. Amaral (5): Buena defensa sobre Roberson. Cavalli (5): Un triple importante y poco más. Zaballa (8): Cerró con los mejores y descansados. Buena rotación.

LARRAÑAGA

Sarni (5): Intentó ponerle claridad a una doma, entró mucho en el entrevero. Viana (7): Primer tiempo para el olvido, segundo para no olvidar. Roberson (5): No es colectivo ni defiende, todo lo contrario a lo que propone su equipo, aun así puso sus puntos. Colman (4): En su rol, le faltó prolijidad. Monteverde (5): Dio todo para parar a Gabriel, se sumó en ataque. Sánchez y Castro (4): Nunca lograron entrar en el partido. Suárez (4): Le costó defender a Ferreira en el cierre. Ledanis (5): Contuvo bien a Gabriel. Fernández (3): Más allá de que Bartel estuvo sensible, debió evitar esos dos técnicos que hipotecaron las chances de su equipo. Debió poner a Colman para defender y Suárez para atacar.

_______________________

Lo destacado

Facundo Ferreira fue la figura de la noche porque tuvo la virtud de mantener la mente fría en momento que el partido hervía. Con su equipo seis abajo leyó la ventaja para ir a jugarle físico a Emiliano Suárez en el poste, sacó faltas y puso libres. Tranquilizó a su equipo y generó espacios para los demás. Calladito y sin haber tenido un gran partido, en la etapa caliente del encuentro con la carpeta abajo del brazo se puso la situación al hombro y terminó volcando a su favor una situación que estaba compleja.

Lo distinto

Final cerrado, caliente, le cobraron el primer técnico a Gonzalo Fernández que estaba muy enojado con la terna y siguió protestando. Un hincha de Larrañaga automaticamente se acercó a la baranda y le gritó: "Gonzalo, cuidate que te cobra otro". Desde el banco no le hicieron caso creyendo que, por el momento del partido, jamás llegaría el segundo. Pero a la jugada siguiente, Bartel lo sancionó con la "T" y descalificó al entrenador. El hincha tenía razón...