Lagomar venció en condición de visitante a Auriblanco y continúa con serias aspiraciones en El Metro.Una vez finalizado el juego dialogamos con una de las figuras, Gonzalo Alvarez.

Sobre el juego dijo: "Este tipo de partidos no son nada fácil. La cancha de Auriblanco es una cancha complicada y además ellos al no haber ganado no tienen nada para perder, vienen sin presión, y se puede dar un partido más difícil. El partido fue todo el tiempo peleado, y recién en el final pudimos una linda ventaja."

Además agregó: "A pesar de que ellos no habían ganado todavía, para nosotros es un partido complicado ya que es un juego que si o si no podíamos perder. Por eso estamos muy contentos con el equipo y por la forma en la que salimos a jugar."

Finalmente sobre su realidad en El Metro comentó: "Todavía estoy adaptándome a la categoría. No significa que sea peor o mejor del lugar de donde vengo, pero es distinto todo. Desde la pelota hasta la jugabilidad y es todo gracias a los compañeros que me lo hacen todo más fácil."