El mercedario Joaquín Rodríguez es parte de la Selección U21 que jugará el Sudamericano de la categoría. Sobre la preparación y el torneo conversó con Básquet Total.

“Estamos entrenando duro, intenso y con competitividad. Queremos llegar de la mejor manera, por eso venimos dándole duro tanto con Marcelo (Signorelli), como con el “Cone” (Prof. Marcelo Bessio)”, comenzó diciendo acerca de este proceso.

Joaquín hizo referencia al tiempo de trabajo y el conocimiento colectivo como puntos altos: “Argentina tiene varios jugadores que juegan la Liga Nacional, pero ellos recién se juntan ahora. Nosotros venimos trabajando hace bastante, desde febrero, ya nos conocemos y eso es una ventaja. Vamos a ir por todo, dando lo mejor de nosotros”.

Al hablar del déficit a nivel de talla, una de las problemáticas habituales de la celeste, el jugador de Aguada y Larre Borges explicó: “Abajo es donde tenemos menos jugadores, son cuatro internos y ninguno es un centro definido. Con recursos, como la zona y mucha presión e intensidad por parte de los perimetrales, podemos hacer que la pelota no le llegue a los internos rivales y dificultar su juego”.

El oriundo de Remeros de Mercedes no fijó un objetivo, pero si realzó la importancia del primer juego: “Vamos con la cabeza de dar lo mejor y tratar de ganar, partido a partido. Empezamos con Paraguay y tenemos que iniciar ganando, y luego todos los partidos dar lo mejor de cada uno. Tenemos el talento y queremos estar al nivel”.

Este será el debut en Sudamericanos para Joaquín, ya que no estuvo en el equipo U15 de su categoría. Sobre cómo vive estas semanas previas, expresó: “Un poco nervioso, uno siempre quiere jugar estos torneos y si bien es mi primer Sudamericano, jugué contra Argentina el año pasado y sé la diferencia de intensidad que ellos marcan. Sirvió para darse cuenta que hay que estar a su nivel porque si no, no nos da”.

Para terminar afirmó: “Va a ser lindo, es un desafío para demostrar”.