Sin dudas los más fanáticos estuvieron toda la semana en que sus equipos no jugaron haciendo cuentas, pero para alguno que el parate le haya hecho perder un poco el momento clave del torneo, repasamos la tabla y posibilidades de clasificación de cada equipo.

 

Si bien lo confirmado matemáticamente es que Auriblanco y Tabaré jugarán en la ronda del descenso, de hecho también podemos incluir a Olivol Mundial y Larre Borges en ese grupo. Esta noche juegan entre ellos y si bien quien pierda quedará oficialmente entre los de abajo sería casi milagroso que alguno logre forzar un desempate que le permita luego clasificar entre los ocho de arriba.

La situación de Lagomar es levemente mejor, pero el equipo de Ciudad de la Costa también debería apuntar a ganar los tres juegos y ligar en algunos otros resultados. Difícil, pero en este torneo donde la lógica muchas veces no se da, tampoco se puede descartar.

En la parte de arriba Cordón va a jugar por el ascenso, aunque necesita algún resultado más para sellar su boleto, sería alocado que ocho rivales lo superen. Colón y Capitol, que parecían cómodos, se apretaron un poco con las derrotas en la última fecha. Un triunfo más los dejaría más tranquilos y cerca de la ronda de los mejores. Los del Prado chocarán hoy con el líder, y la próxima fecha jugarán entre ellos.

Cuando se habla de torneo parejo, la imagen de esta tabla es contundente. Seis equipos lograron seis triunfos y lo más probable es que se disputan posiblemente cinco lugares entre sí. 25 de Agosto, Bohemios, Larrañaga, Miramar, Stockolmo y Unión Atlética jugarán tres “finales” con varios duelos directos.

La irregularidad de los equipos, la imprevisibilidad de los resultados, las bajas por lesiones y por jugadores afectados a la Selección U21 son factores que hacen que cualquier pronóstico aquí suene más a lotería que a verdadero análisis. Que pique la pelota, la emoción está asegurada.