En el triunfo de 25 de Agosto sobre Auriblanco, el mercedario Nicolás Koster saltó desde el banco por la acumulación de faltas de Martín Couñago. El número 8 tuvo momentos claves y dejó sus palabras finalizado el juego.

Triunfo vital para seguir con las aspiraciones de meterse entre los ocho primeros: “Sabíamos que ellos no venían bien, pero nosotros no nos podíamos descansar en eso y más con lo que pasó el sábado, que vinimos a jugar, no se pudo y eso le podía jugar a favor a ellos”.

“Nosotros queríamos comenzar el partido porque hay un rumor de sanción de cancha y si no se empezaba, nos podía perjudicar. La verdad es que no se podía jugar, y si empezaba, se iba a jugar muy poco”, con respecto a la suspensión del sábado.

Con respecto a la diferencia que pudieron sacar y la presión que pudieron mantener del rival, dejó: “Se nos vinieron en el final, es lo que tienen los partidos,  por más que saques diferencia, si te descansas, el rival se pone en partido. Por suerte aparecieron los tiros exteriores de Curbelo y Hardin para cerrar el juego”.

“Venimos haciendo un buen torneo, que es fundamental. En lo personal vengo buscando recuperar la confianza, ya que en los últimos juegos vengo medio flojo, pero siempre entreno a pleno y trato de dar todo en la cancha cuando me toca entrar”, del momento de los mercedarios en el torneo.