Mientras los equipos van contratando e incluso alguno empezando su pretemporada, los dirigentes van definiendo los detalles de la próxima Liga Uruguaya, que tendrá cambio de formato.

La primera fase se jugará a dos ruedas todos contra todos, y en un cambio drástico con respecto a temporadas anteriores, esta será la única competencia para cuatro equipos. Tras estos 26 partidos, los dos últimos equipos descenderán, al tiempo que el 11º y 12º terminarán su participación.

¿Cómo seguirán los otros 10? Los primeros seis disputarán una Liguilla, a una sola rueda, donde será local el equipo que haya ganado el duelo directo en la primera fase. Al finalizar estas cinco fechas, los equipos quedarán ordenados del 1 al 6 para los playoff.

Los cuatro equipos restantes, es decir los que habían terminado del 7º al 10º lugar en la primera fase, jugarán un Reclasificatorio a dos ruedas entre sí. Serán seis fechas que darán dos cupos en playoff (el 7 y 8), mientras los otros dos equipos terminarán su temporada.

La fase de playoff se mantendrá igual a las últimas ediciones. Cuartos y semifinales a mejor de cinco juegos, y la final a mejor de siete partidos. Todo esto será en escenario neutral, ya sea el Palacio Peñarol o el Antel Arena.

En lo que respecta a clasificación a torneos internacionales el campeón irá a la Liga de las Américas, al tiempo que el vice lo hará a la Liga Sudamericana. Al igual que el año pasado el Clasificatorio también dará un lugar en la Sudamericana, pero esta vez será definido por un partido entre el ganador de la primera y el de la segunda rueda.