Defensor venció de visitante a Bohemios 72 a 62 por la quinta fecha de la Copa de Oro de la Liga Femenina de Básquetbol y se afianzó en el cima de la competencia.

Antes de comenzar el encuentro, ambos planteles posaron en la mitad de la cancha con una pancarta que decía “El mismo deporte, la misma pasión, las mismas oportunidades” en señal de protesta por la no participación de Uruguay en el Campeonato Sudamericano femenino de mayores que se realizará en Colombia en el mes de agosto.

Para el inicio del partido, Enrique Berhouet optó por mandar a la cancha por las locales a Florencia Niski, Rossana Dagnino, Fernanda Midaglia, Florencia Benitez y Karina Acosta. Por otra parte, Rodrigo Marín eligió comenzar en la visita con Sofía Brandelik, Lucía Schiavo, Aldana Gayoso, Pía Moyano y Paula Sosa.

El primer minuto del partido se desarrolló en forma de protesta: ambos equipos dejaron pasar una posesión de 24 segundos cada uno pasándose la pelota entre las jugadoras de Bohemios primero y de Defensor después. Una vez que esto terminó, el partido se desarrolló normalmente.

El comienzo fue cerrado y parejo, siendo la única vía de gol el aprovechamiento de los errores rivales para correr la cancha y castigar. Tan parejo fue el arranque que el primer cuarto se fue con ambos conjuntos igualados en 10 puntos por bando.

Los segundos diez minutos Gayoso comenzó a hacer estragos debajo del aro rival, sin embargo a la hora de defender las violetas se cargaban de faltas, lo que le permitió a las marronas descontar desde la línea de libres. Tras un minuto pedido por Marín y la entrada de Camila Kirschenbaum las visitantes pudieron ajustar la defensa para no cometer tantas faltas, cortar una reacción de las locales e irse al descanso largo ganando 31 a 22 producto de varias corridas de cancha.

Pero el inicio del tercer cuarto cambió las cosas. En menos de un minuto y gracias a dos dobles de Florencia Niski y uno de Rossana Dagnino, Bohemios se puso a tiro y comenzó otro partido. Los errores en la salida de Defensor, sumados a una presión sofocante de las dueñas de casa se convirtieron en un dolor de cabeza que por momentos no tenía solución para la visita. Solo los tiros libres de Kirschenbaum le permitieron a su equipo seguir arriba por 51 a 48.

En el último cuarto, Camila se volvió fundamental para terminar de cerrar un partido parejo. Comenzó siendo pelota a pelota, pero nuevamente la defensa bien parada y las corridas de cancha le permitieron a las fusionadas salir victoriosas con un marcador final de 72 a 62.

La goleadora del encuentro fue Camila Kirschenbaum con 28 puntos, mientras que en el equipo derrotado se destacó Florencia Niski con 24 unidades.