El presidente de la UJOBB, Gustavo Cardozo diálogo con Básquet Total acerca del conflicto que podría paralizar el básquetbol uruguayo, y aclaro bastante el panorama.

Reunidos en asamblea, la UJOBB dio 15 días hábiles a la FUBB para brindar una solución al tema, lo que se exige es descomprimir los partidos de formativas del día domingo. A pesar que los clubes decidieron parar la actividad de formativas (que seguirá un par de semanas más sin jugar ahora por las vacaciones de invierno), el plazo sigue corriendo -vence el próximo martes- y si nada cambia se podría llegar al paro de todas las actividades.

“Ya se había hablado previamente, se planteó y no se nos escuchó. Reunidos en Asamblea de UJOBB los árbitros le dieron un plazo a la FUBB, para charlar, negociar y buscar una solución, no es lo que queremos llegar al paro total pero es lo que se maneja”, manifestó el presidente de UJOBB.

Cardozo afirma que hay voluntad de los árbitros de resolver la situación: “Estoy abierto al dialogo con todos, buscar una solución a esto que se venía hablando hace seis meses atrás pero no se dio una conversación”.

Por parte de UJOBB hay una predisposición positiva: “Como formador, luchador en el ámbito del arbitraje de formativas – mayores lo fundamental es el desarrollo de los jugadores, ellos son la base de todo, para una carrera propia de ellos y una carrera nuestra como árbitros, sino hay jugadores no habría árbitros y los primeros se forman en las formativas”.

El tema fundamental es repartir un poco la actividad de los domingos donde está muy cargado y no alcanzan los árbitros para la gran cantidad de partidos que se juegan: “La idea es descongestionar un poco la actividad de los domingos, no hay mucha colaboración a veces por los clubes, tendría que haber un poco más de voluntad respecto a canchas y demás. Se habla de que los clubes no tienen dinero pero el pedir árbitros a mansalva también genera un gasto elevado”.

Cardozo mantiene la idea de trabajar en conjunto: “Hay que unirse trabajar en conjunto, en un momento se hizo esto de descongestionar y tuvo sus buenos resultados, hay que destacar que los dos actores importantes en el básquetbol son los jugadores y los árbitros y se trabaja para proyectar ambos internacionalmente. Pero para esto hay que trabajar desde las formativas, ahí está la importancia de todo pensando a futuro del básquetbol como deporte”. En aquel momento se habían pasado dos categorías para los días lunes, pero los clubes no ven esto como solución ya que disminuye la cantidad de entrenamientos de las formativas.

El trabajo formador es fundamental: “Hay que ayudar a los jueces a terminar las cosas, muchas veces pasa que pierden pruebas o demás y no siguen la carrera hay que buscar que logren continuar con sus carreras. Es todo un tema del día a día, yo con mi experiencia de más de 20 años viví varios sistemas, cambios dentro de formativas, tuve diferentes formadores que de todos saque algo y ahora se plantean nuevamente cosas que ya se habían planteado, es cuestión de juntarse y arreglar la situación”.

“Lo principal que hay que entender es el proceso de formación de jugadores porque ahí está el futuro del deporte, darle prioridad al básquetbol, a que jueguen y llegar a una concordancia”, analizó y siguió diciendo: “Hay que tener en cuenta la formación propia de cada uno, seguro todos queremos lo mejor para el básquetbol desde su lugar aportando lo mejor, jueces, periodistas, jugadores, entrenadores, padres, etc.”.

“Uno tiene una familia, una vida social fuera del básquetbol por eso por momentos no atiendo el teléfono o algo pero estoy abierto al dialogo, a informar y que todos sepan de las actividades de la UJOBB”, terminó diciendo el presidente de la gremial de árbitros.

De esta manera se espera hasta el 10 de julio y de no cambiar nada los jueces manejan la posibilidad del paro de actividades que no es a lo que se quiere llegar. Esta semana será clave en cuanto a reuniones ya que los neutrales deberán enviar una propuesta – solución al planteo de los jueces.

Tanto Neutrales de Formativas como de la FUBB buscarán la solución del conflicto y también quizás en la elaboración de un nuevo convenio entre la UJOBB y la FUBB, de no haber una solución de carácter urgente se podría suspender la actividad del básquetbol uruguayo.