Con una soberbia actuación de Octavio Medina, Unión Atlética derrotó como visitante a Larrañaga por 89 a 65 y lo alcanzó en la tabla de posiciones.

Resumen del partido

La fría noche montevideana nos citó una vez más a la cancha de Aguada, donde Larrañaga hizo las veces de locatario ante Unión Atlética. El punto era de vital importancia por la cercanía de ambos en la tabla y las aspiraciones de los dos equipos en este certamen.

El inicio del partido fue parejo, en el primer cuarto Larrañaga se mostró mejor; con goleo repartido encontrado en Monteverde, Sarni y Roberson. Por el lado de Unión las cosas no empezaron fácilmente y Facundo Alonso mantuvo a su equipo en partido con tres triples en ese primer chico. El emparejamiento en el poste bajo de Ricardo Glenn contra Manuel Monteverde no parecía favorecer en absoluto al joven interior del mil rayitas, sin embargo Glenn arrancó el partido muy impreciso y en ese período Monteverde lo dominó en ataque y defensa. Sarni era el jugador más rápido e intenso del comienzo. El “azulgrana” a pesar del retorno de Zanotta tuvo un primer cuarto muy flojo en ataque, apenas rescatado en base a los triples de Alonso, y señal de eso es que Larrañaga sólo hizo una falta en ese cuarto y fue de ataque. El locatario se fue arriba del primer cuarto por 23 a 20.

En el segundo cuarto comenzó la función de Octavio Medina en el juego, tomó el partido para su equipo y para sí mismo; con un 6-0 suyo le dio la delantera a la UA y tomó fuego a pesar del frío al convertir 18 (de los 23 de su cuadro) en ese cuarto. Medina estuvo bien acompañado por actores de reparto que llegaron desde el banco como Facundo Grolla o Sebastián González, que gracias al balde que tenía Glenn tomaba minutos de calidad. Larrañaga empezó a sufrir el partido gracias a Octavio, en defensa no encontraba manera de frenarlo, y en ataque comenzaba a desdibujarse la labor de sus titulares y debía encontrar el gol en pibes de la banca como Ignacio Castro. Unión se fue al descanso largo ganando por 7, 36-43.

Lejos de mejorar en el segundo tiempo, el equipo dirigido por Gonzalo Fernández mostró su peor cara en el tercer período. Ahí Unión tomó diferencias que serían indescontables gracias al trabajo de Medina que continúo dañando, pero fundamentalmente porque luego del descanso se despertó Ricardo Glenn y fue incontrolable para el Larra. Glenn aprovechó su ventaja de talla y tras una primera mitad con tan sólo dos puntos, terminó con 23. El caos de Larrañaga en ese cuarto queda de manifiesto al ver que de sus 14 puntos en el cuarto, 13 fueron convertidos por el juvenil Federico Sánchez desde la banca, y uno de Monteverde. Roberson, Sarni y Álvarez desaparecidos en acción. El “azulgrana” se fue más tranquilo al último descanso ganando 65-50.

En el último cuarto el equipo de Martín Frydman continúo dañando con Glenn y Medina, y rápidamente el encuentro se decidió para convertirse en un duelo entre Sub-23 que disfrutan de sus primeros minutos a nivel de mayores. Unión Atlética se impuso en cifras finales de 89-65. 

UNO x UNO

LARRAÑAGA

Sarni (5): Arrancó muy bien pero se desdibujó, como su equipo. Viana (4): No fue su noche, pero nunca dejó de querer. Roberson (2): En una fría noche, nadie terminó más frío que él. Desapareció. Álvarez (3): Faltó su cuota de gol habitual. Monteverde (7): Por lejos y por voluntad, el mejor de su cuadro. Sánchez (6): Muy buen ingreso, con gran puntería para el tiro de tres, arrimó. Castro (5): Entró con ganas y se tuvo fe. Ledanis (4): Batalló, pero se vio superado. Suárez y Colman (-): Pocos minutos en cancha. Fernández (4): Buscó variantes y por momentos encontró, pero sus titulares se vinieron abajo. Su equipo dio gran ventaja en defensa y en el rebote.

UNIÓN ATLÉTICA

Zanotta (7): Quizás no fue su partido más vistoso pero se notó su vuelta. Conducción y asistencias, rozó el doble-doble. Semiglia (5): Difícil para el goleador cuando anota poco. Por momentos supo leer que el juego estaba por otro lado, pero por momentos se empecinó en su tiro a distancia. Medina (9): Destacado. Alonso (6): Fue fundamental en el peor momento de su equipo, pero luego salió y no volvió a ingresar. Glenn (6): Promedia en base a un 2 del primer tiempo y un 9 del segundo. Grolla (7): Aportó desde muchos aspectos viniendo de la banca. Defensa, rebote y asistencia. Muy bien. Sebastián González (5): Dio una buena mano en defensa y rebote cuando Glenn estaba ausente. Ferro, Trusich, González, Rodríguez y Consani (-): Pocos minutos en cancha. Frydman (6): Movió bien su plantel, obteniendo rédito de la banca.

_______________________

Lo destacado

Luego de un primer cuarto flojo como su equipo, Octavio Medina apareció con toda en el segundo cuarto y no lo pudieron parar más. Fue incontenible atacando el aro y un dolor de cabeza para la defensa rival en el rebote ofensivo. Le cambiaron la marca pero no hubo chance. Terminó con 31 puntos, 14 rebotes, una tapa, una asistencia y un robo.

Lo distinto

Ricardo Glenn arrancó el partido con un look llamativo utilizando una colita de pelo hacia arriba como formando una “palmerita” con sus trenzas, igual a Facundo Alonso. Glenn fue un colador en el primer tiempo y permitió goles de todo tipo, no le pudo convertir a Monteverde y se fue al banco. Para el segundo tiempo salió con un peinado más tradicional, vinchita hacia atrás y la diferencia fue notable. Dominó el rebote ofensivo y defensivo, anotó 20 puntos y clausuró su zona pintada. ¿Coincidencia?