Diego Palacios, técnico de Cordón, uno de los líderes del certamen junto con Capitol y Colón, dialogó con Básquet Total luego del triunfo sobre Stockolmo en cifras 73-69.

El trámite del partido lo dominó siempre el albiceleste, hasta que la visita reaccionó en el último cuarto y con un gran parcial de 26-15 la “S” le puso suspenso a los minutos finales, pero el equipo de Palacios lo cerró mejor y se llevó el triunfo: “Increíble como en este torneo y en realidad en cualquier torneo de básquet, pero en este torneo mucho más, pasas de estar jugando excelente a hacer todo mal. Pero se ganó, tenemos que seguir corrigiendo y aprendiendo de los errores y siempre es mejor corregir ganando que perdiendo”.

Cordón llegó a abrir 14 puntos de renta promediando el tercer cuarto, por momentos mostró un gran juego colectivo, que no pudo repetir en el epílogo del encuentro: “Charlamos y entrenamos mucho el mejorar un poco en ofensiva, tener la paciencia, conseguir más cantidad de pase, tener la calma para conseguir la ventaja, lo entrenamos y trabajamos mucho, vimos vídeos, nos vimos cometiendo errores para intentar cometer cada vez menos. Hoy en realidad, fallamos contra la zona, jugamos malos porcentajes, tiramos de 3 puntos o dobles largos, no tuvimos paciencia para romper la zona y encontrar los espacios, por eso terminamos sufriendo”.

El equipo de Palacios tiene grandes individualidades que cuando el juego colectivo no aparece, responden: “Lo bueno es que tenemos buenas individualidades y son varios diferentes, un día es uno y al otro día es otro. Eso en el armado del plantel, lo buscamos, y por suerte lo estamos consiguiendo, esperemos seguir así”.

En las entrevistas previas al arranque de El Metro, Diego declaró en Básquet Total que quería que la gente disfrutara de ver a Cordón, ante eso comentó sus sensaciones: “La idea era que el equipo trasmita dentro de la cancha lo que nosotros entrenamos todos los días, que todas las pelotas son la vida, que hay que tirarse de cabeza si hay que tirarse. Yo creo que con eso el hincha disfruta porque ve que el equipo no lo deja tirado, quisiéramos jugar mejor por momentos, el sacrificio de los jugadores es todo lo que cualquier hincha quiere ver y de paso los hacemos sufrir un poquito también, para que se vayan a la casa con un poco de adrenalina (risas)”.