Foto: Marcos Ferreira

Agustín Acosta fue importante viniendo desde la banca para que Larre Borges remonte el partido ante Lagomar y consiga una importante victoria. Tras el mismo, conversamos con él.

El aurinegro comenzó abajo en el marcador, pero en el segundo cuarto logró emparejar las acciones con algunas variantes en su quinteto. Al respecto dijo: “No empezamos bien el partido. Nos cuestan los arranques y a veces es difícil remarla de atrás en un torneo tan parejo como este. De los Metros que yo juegué es el más parejo, lejos. Con Joaquín (Rodríguez) entramos bien, defendimos mejor en el segundo cuarto, corrimos la cancha, tuvimos mejores tiros y pusimos la pelota al extranjero nuevo (Hakeem Jackson) que está jugando muy bien pudimos revertir el score.”

A pesar de eso, Lagomar volvió a pasar en el segundo tiempo pero los de La Unión lograron darlo vuelta: “Es típico del Metro, parece que lo teníamos perdido pero entraron un par de bolas y Tim (Jennings) robó esa pelota.”

Parecía que el punto se iba para la Ciudad de la Costa pero los cierres de partido suelen deparar sorpresas en este torneo. Sobre esta particularidad bastante común, Acosta comentó: “Es increíble. No está bueno, si vas seis arriba deberías ganar el partido pero por suerte para nosotros ellos tomaron alguna mala decisión y nosotros defendimos muy bien. Johnny (Rodríguez) puso dos triples importantes y Tim puso el libre para ganar, demostrando la clase que tiene.”

Consultado sobre si era una ventaja entrar desde el banco, para poder ver previamente donde hay ventajas o que ajustes hacer, el ex-Cordón comentó: “Tenemos un plantel largo, con buenos jugadores, aunque nos falta un poco acoplarnos todavía. Con Joaquín (Rodríguez) vimos el partido de afuera y entramos inteligentes en donde poner la pelota, se la dimos a Hakeem y después se nos abrieron los tiros de afuera para poder traer el partido. Es lo bueno de venir del banco, poder ver esas cosas, pero también a veces entras muy frío y las primeras pelotas cuestan mucho.”

Los tres triunfos del cuadriculado se dieron en La Unión, una visita difícil para los demás: “Acá lo primero que nos exigen es hacernos fuerte de local. Es una cancha linda para nosotros que entrenamos todos los días. La gente acompaña y quiere ganar acá. Es importante ganar en casa.”

“No nos armamos para pelear abajo, el torneo demostrará para que estamos pero creo que estamos para más, aunque ya sea difícil clasificar entre los ocho.”, comentó sobre el presente de Larre Borges que cosecha tres triunfos y seis derrotas y tiene muy comprometida su clasificación.

Para terminar, le preguntamos sobre su visión de la participación de Uruguay en el Mundial de Rusia, y nos dijo: “Soy muy futbolero, hincha de Peñarol y del proceso de Tabárez. Esperemos ganarle a Francia, está complicado pero me tengo fe.”